“Mask Singer”, el mayor secreto de la televisión

El formato, de gran éxito en otras países como Estados Unidos o Francia, cuenta con protocolos de confidencialidad altos que supone todo un desafío de producción. Malú, Mota y los Javis serán los investigadores del programa de Antena 3

Se sabe poco, y en esto consiste. Antena 3 ha presentado un formato que ha hecho furor en otros países, como Estados Unidos o Gran Bretaña, donde ha cosechado récord de audiencia de los últimos siete años o el caso de Francia, que es el más visto desde 2012.

«Mask Singer» llega a España y lo hace de la mano de Antena 3. A pesar de que todavía no hay fecha de estreno para el nuevo formato, ya se están calentando motores mientras crece la expectación. «Estamos seguros de que va a ser algo de lo que se va a hablar al día siguiente de la emisión», apuntaba en la rueda de prensa Carmen Ferreiro, directora de programas de entretenimiento en Atresmedia.

Serán doce participantes, de «muy alto nivel» los que se esconderán detrás de las máscaras a lo largo de ocho galas. Uno de los desafíos que ha tenido que enfrentarse la productora es a unos protocolos de confidencialidad nunca antes vistos para mantener el potencial del formato de principio a fin. Nadie sabe nada de lo que va a pasar, y es la manera de que todo el mundo «juegue» a descubrir el personaje que se encuentra detrás de la máscara, que como ya anunciaron pueden ser campeones del mundo, nominados a premios Grammy, aristócratas, políticos, presentadores de televisión, periodistas de éxito, ganadores de Premios Goya, cantantes con millones de discos vendidos, celebrities con más de 20 millones de seguidores en redes sociales… Cualquiera puede estar debajo de la máscara.

«Pensábamos en unos personajes y luego cuando los poníamos de acuerdo con la cadena nos decían que los querían más potentes», mantiene Nathalie García, CEO de Fremantle España. Era una de las máximas según explica Ferreiro, «son personajes de esos que no hace falta rotular y que no suelen participar en programas de televisión».

«En un país en el que un secreto dura quince minutos, ha sido todo un triunfo mantener hasta el final que nadie supiera quién estaba detrás de la máscara. Habéis dado la vuelta a todo», apuntó José Mota, uno de los investigadores del programa, junto a Malú y los Javis, Javier Ambrossi y Calvo.

Los investigadores

Para mantener a salvo ese secretismo hasta el final ha sido necesario que todos los participantes firmaran contratos de confidencialidad y a la hora de producir seguir unos protocolos difíciles para que de verdad nadie vea quién está detrás de la máscara hasta el momento definitivo. «Hemos sido muy pocos en producción, teníamos un bunker», cuenta Nathalie para mantener la privacidad lo más protegida posible y en los pequeños detalles estaba el éxito: «pedimos que desconectaran en los móviles el bluetooth para que no pudieran ser localizados», recuerda la CEO de la productora.

Arturo Valls es el presentador de «Mask Singer» que reconoció el entusiasmo por el proyecto: «en otras ocasiones me ha tocado presentar programas que no veía tan claros, pero este me encanta». Y admitió que cuando Antena 3 se hizo con el formato no tardó en enviar un mensaje a los responsables para que quedara clara su implicación.

Los Javis y Mota, con Malú, completan a los investigadores, «me ha superado todas las expectativas, me he reído tanto con equipo... Están todos locos. Ha sido muy sorprendente ver quiénes estaban detrás de la máscara», apuntó Malú, ausente del acto y que entró por vídeo. «Me he emocionado y ha habido momentos de pique máximo», mantiene Javier Ambrossi. Ahora comienza la cuenta atrás para el público.