La nueva ley de comunicación audiovisual reforzará la protección a los menores

El anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual que inició este viernes su periodo de audiencia pública también flexibilizará los límites horarios de la publicidad en la TDT

Los prestadores del servicio de comunicación audiovisual televisivo a petición deberán reservar un 30% de su catálogo a obras europeas.

El anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual que inició este viernes su periodo de audiencia pública y al que se pueden presentar alegaciones hasta el 3 de diciembre, reforzará la protección de los menores pero también flexibilizará los límites horarios de la publicidad en la TDT, según fuentes de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales.

Así, el contenido audiovisual referente al juego, esoterismo o paraciencia sólo se podrá emitir entre la 01.00 y las 05.00 de la madrugada. Esta obligación se aplica a los prestadores de servicios de televisión lineal en abierto y de pago.

Igualmente, la publicidad de juego, esoterismo o paraciencia sólo se podrá emitir en la misma franja horaria mencionada. Esta regulación afecta a los prestadores de servicios de televisión lineal y los de servicios a petición.

Respecto a las innovaciones que presenta el anteptoyecto sobre la la publicidad, contempla una mayor flexibilidad en los límites cuantitativos en las comunicaciones comerciales en los servicios de televisión lineal (en abierto y de pago). Así, se pasa de un límite de 12 minutos por hora a un límite máximo de 144 minutos entre las 6.00 de la mañana y las 18.00 horas, y a un límite máximo de 72 minutos entre las 18.00 y las 24.00.

Desde un punto de vista cualitativo, se amplían las prohibiciones actuales de alcohol y tabaco a todos los prestadores de servicios de comunicación audiovisual.

Además, los prestadores del servicio de comunicación audiovisual televisivo lineal reservarán a obras audiovisuales europeas el 51% del tiempo de emisión. El 50% de este porcentaje será para lenguas oficiales en España y, de este porcentaje, el 10% se reservará a obras de productores independientes.

Los prestadores del servicio de comunicación audiovisual televisivo a petición deberán reservar un 30% de su catálogo a obras europeas. El 50% de esa cantidad será, igualmente, para obras en lenguas oficiales en España.