Entrevista con el rockero Loquillo que inaugura este viernes el regreso de los conciertos al WiZink Center de Madrid. Es un concierto benéfico a favor del Banco de Alimentos y con las medidas de seguridad oportunas, entre ellas, el control de aforo con solo 1.700 espectadores.Connie G. Santos. Connie G. SantLa Razón

Loquillo lo deja claro respecto a los políticos: “Han sido un fraude”

El cantante habla sobre la situación social y política de la pandemia en “Liarla Pardo”

Se llama José María Sanz Beltrán, pero si hablamos de Loquillo no pasa desapercibido. Tampoco lo hizo anoche en su paso por laSexta en el programa de actualidad “Liarla Pardo”, donde no dudó en hablar abiertamente de todos los temas candentes que nos han afectado y afectan en estos días, sobre todo desde que la pandemia de la covid-19 inunda todo.

Su sector, el de la cultura y el espectáculo, es uno de los muchos que está sufriendo las graves consecuencias de la crisis sanitaria. Tanto es así que el propio artista tenía previsto arrancar su gira cuando estalló el coronavirus en la que llevaba trabajando dos años. “El caos que produjo que todo el trabajo de dos años se fuera a la mierda en un día”, afirmó, pero lo puso en perspectiva de todo lo que había venido después. “Eso es una pequeñez comparado con lo que ha ocurrido en nuestro país: más de 60.000 personas han fallecido”, recordó el rockero, que se ha adaptado al año más complicado.

800.000 familias

Recaló en la importancia de su sector, la cultura y en cómo se había gestionado por parte del Gobierno con claridad: “Es cierto que todo el mundo aquí lo ha pasado fatal y todos tenemos una furia tremenda por lo que está ocurriendo, pero hay sectores que han sido más golpeados que otros y el sector de la cultura es uno de ellos”. No dudó el cantante en acotar la situación: “desde hace nueve meses hay un sector del que dependen 800.000 familias que no trabajan, 800.000 familias que se sienten abandonadas por el Estado”, afirmó.

Loquillo no quiso mirar hacia otro lado con este tema y habló de empatía: “lo que este sector está pidiendo es empatía, lo que está pidiendo es que las administraciones no miren hacia otro lado. Tengo 60 años, más edad que la mayoría de los políticos que nos gobiernan. Y yo he notado falta de empatía y, sobre todo, falta de recorrido vital. Hay que entender a la gente que está trabajando y hay que tener experiencia de la vida. Y no se puede dejar a todo un colectivo a la buena de Dios, que es lo que ha ocurrido”, dijo.

Sucesión de insultos

Analizó Cristina Pardo la situación actual, una de las más complicadas de la historia y fue cuando Loquillo apuntó: “En personas con responsabilidades y profesionales que se les supone, ver esto ha sido frustrante, ha sido un fraude”, y se detuvo para reiterar “el espectáculo que han dado durante todo este tiempo, y siguen dando, desgraciadamente es muy frustrante. Ver esta sucesión de insultos, en el peor momento al que se ha enfrentado este país, o el mundo, en los últimos 100 años, ver este espectáculo. Los ciudadanos agradeceríamos muchísimo una unidad de acción y, sobre todo, un poco de cariño”, relató.