Netflix podría prohibir que compartas una cuenta con personas no convivientes

La plataforma podría limitar el uso de una cuenta a quienes convivan en un mismo hogar, algo que ya viene reflejado en sus Términos de Uso

Imagen del logo de Netflix
Imagen del logo de Netflix FOTO: Dado Ruvic

Netflix está barajando la posibilidad de prohibir a sus suscriptores compartir una cuenta con personas que no convivan en un mismo hogar, es decir, la contraseña de una suscripción solo podría ser utilizada en un único domicilio y compartida exclusivamente con convivientes.

Hasta ahora, Netflix únicamente limita la reproducción simultánea, permitiendo hasta un máximo de 1, 2 o 4 dispositivos en reproducción al mismo tiempo, pero no pone barreras a la cantidad de dispositivos que pueden iniciar sesión en una cuenta.

Esta posible nueva función la ha desvelado el portal online ‘The Streamable’, citando fuentes de la plataforma. Todo surge después de que muchos usuarios afirmaran en Twitter que, al entrar en una cuenta de Netflix, les aparecía una ventana emergente que le avisaba de que si no eran los dueños de la cuenta, tenían que crearse una nueva.

Tras esto, el citado portal online ha explicado que, de momento, se trata de una prueba de una función que la compañía tecnológica ha iniciado para asegurarse de que quien inicia sesión sea el suscriptor o quien viva con él. Y para confirmarlo, envía un código de verificación.

Atendiendo a los Términos de Uso de Netflix, las cuentas solo pueden compartirse entre convivientes: “El servicio de Netflix y todos los contenidos que se vean a través del servicio son para tu uso personal y no comercializable y no se pueden compartir con individuos fuera de tu hogar”.

No obstante, según dijo un portavoz de Netflix a la cadena estadounidense CNBC, únicamente se trata de una de pruebas de las cientos que hacen al año, diseñada para “garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas para hacerlo”. La conclusión de la cadena es que a lo mejor se trata de una prueba relacionada con temas de seguridad, más que con la intención de aplicar un mayor control sobre el intercambio de contraseñas.