Julio Ruiz: «Al principio estaba desilusionado, pero la gente no quiere que lo deje»

El creador y voz de «Disco Grande» durante 50 años ha tenido que jubilarse, pero su voz aún resuena en la radio española

El periodista vive de momento en una ola de entrevistas que hace que no eche de menos la radio
El periodista vive de momento en una ola de entrevistas que hace que no eche de menos la radioJavier HerraezRTVE

El pasado 18 de junio el espacio de radio musical «Disco Grande» emitió su último programa para siempre. El creador del formato que revolucionó la actualidad musical de nuestro país desde 1971, Julio Ruiz, tuvo que jubilarse con 68 años y el mundo de los grupos emergentes y consagrados lloró literalmente la pérdida de la voz que alumbró a muchos de ellos durante décadas. Pero LA RAZÓN ha conseguido, a través del sonido del teléfono, que Ruiz dedicara 40 minutos a hablar de él y su carrera. Así que, al menos durante lo que duraba uno de sus programas, «Disco Grande» llena estas páginas una vez más.

El periodista, «de la primera promoción de la Facultad de Ciencias de la Información» de Madrid capea su jubilación entre llamadas de medios de comunicación, dedicatorias de grupos que dio a conocer y llamadas sobre «si quiero unificar el gas y la luz». Confiesa que «el 18 de junio de 2021 hice mi último programa y es como si estuviéramos en el 27 de marzo del 71, que fue el primero». Entiende que «informativamente es noticia que un fulano que lleva 50 años haciendo un programa se vaya a su casa», pero a la vez es consciente de que «la espuma de la cerveza va a bajar y se acabará el momento de ’'alabí, alabá, alabín, bom-bá’', Julio Ruiz y nada más». Pero es que su trabajo habla por él y no son solo de 50 años de radio, ya un hito, si no que sus ondas fueron la voz de grupos de la movida y de nuevos talentos a los que dio espacio en «Disco Grande», especializado en ver la calidad de la música como un cazatalentos.

Julio Ruiz y Vetusta Morla FOTO: RTVE RTVE

Pocos sabrán que «en un partido oficial de biológicas y físicas para aprobar educación física en la carrera de Biología, el campo estaba infame porque había llovido y al llevar el balón para meter gol el portero salió y me cayó con todo el peso en la rodilla». La rotura de la tríada, menisco, ligamento interno y ligamento cruzado, le dejó sin aprobar entre junio y septiembre y acabó en periodismo. Probó unos años el periodismo deportivo en «Marca», que le deparó grandes momentos: «Imagina lo que es ir a Bilbao por el partido del Athletic e ir a la casa de Goikoetxea y hacerle una entrevista única y personal con tantas preguntas como partidos le habían metido por la hostia que le dio a Maradona». Tras esto tuvo la oportunidad de escribir para «Discóbolo» y «Disco Expres», y «Alfonso Eduardo y su equipo, explotan el canal de frecuencia modulada de Radio Popular. Y así, sin paracaídas ni nada, me metí en un estudio», y «Disco Grande» que nace entonces como homenaje a los LP’s, «aunaba lo que eran las noticias y la información. En aquellos tiempos la gente no tenía muchas posibilidades económicas y eso de que un día le pusieran la cara A de un disco grande y al día siguiente la cara B era maravilloso».

Pero tras tantos años en el programa llega el momento de jubilarse, y Julio Ruiz confiesa que «no hay nada como la radio, con eso de que se encienda el pilotito rojo y estés comunicándote con un montón de gente», y llegado el momento, «al principio estaba desilusionado y les decía a mis hijos que cuando me digan que esto se ha acabado, desconecto». Pero su madre, de La Rebollá en Mieres, «una mujer de una sensibilidad exquisita y tan ecléctica que le gustaba una canción como ’'Diana’' de Paul Anka, pero tendía la ropa cantando ’'Carretera de Asturias’' de Antoñita Moreno», no le crió para rendirse: «La gente me ha transmitido su deseo de que no lo deje. Hablaré con mi hijo para hacer un estudio en casa». Y aunque es seguro «que ’'Disco Grande’' se ha acabado, hay que continuar en la brecha». «Julio Ruiz, ’'Disco Grande’', hasta mañana».