Adiós a la diva de «Hola Raffaella»

La italiana se convirtió durante años en una de las presentadoras estrella de RTVE

La cantante Rafaella Carrà posa en una fotografía, a 7 de marzo de 2008, España
La cantante Rafaella Carrà posa en una fotografía, a 7 de marzo de 2008, EspañaEuropa Press Reportajes Europa Press

Hace unos años la gran Raffaella Carrá viviría uno de sus últimos momentazos en la televisión de nuestra país, al lado de Pablo Motos. El presentador la invitó a su programa y juntos hicieron una de las más míticas secciones de «El Hormiguero 3.0», «La tarjeta de Openbank». Raffaella se encontró en su salsa ya que uno de sus formatos estrella lo había protagonizado pegada a un teléfono. Sin embargo, la presentadora y cantante arrasó con su espontaneidad y optó por no seguir las normas del programa. Un espectador se «atrevió» a colgarla, y ella ni corta ni perezosa, decidió volver a llamarlo para comunicarle que acababa de perder 3.000€. Así era ella, puro carácter y personalidad indomable, puro impulso.

El idioma nunca supuso una barrera para ella y se adaptó al castellano con facilidad, aunque a veces hiciese alguna divertida traducción libre desde su lengua natal, algo que acabó siendo un otro tesoro más de su personaje televisivo. Además, ella fue una de las que inauguraron el puente cultural que durante los años 80 y 90 se trazó entre Italia y España, triunfando los artistas de aquí y allí en ambos países. Así fue el boom de intérpretes como Al Bano, Sergio Dalma o Eros Ramazzotti, quienes también se atrevieron con ambos idiomas.

Pegada al teléfono fijo comenzó su carrera en Televisión Española con «Hola Raffaella», formato en el que atendía las llamadas de famosos y espectadores. Pero este programa de 1992 básicamente fue uno de los primeros magazines nocturnos, que combinaba entrevistas con actuaciones, espectáculos cómicos y tertulias. Sin duda, este fue su gran éxito, aunque solo durase dos años en antena. Loles León, Las Virtudes, Cruz y Raya, Marianico el corto, Pedro Reyes y Moncho Borrajo fueron algunos de los artistas que formaron parte del equipo de colaboradores habituales.

Sin duda su carrera televisiva estará siempre ligada a RTVE, la cadena en la que más han confiado en ella. Después de «Hola Raffaella» presentaría el formato de entretenimiento «A las ocho con Rafaella». Los propios nombres de sus programas indicaban que ella era la auténtica protagonista de sus espacios todo giraba en torno a ella. Después daría el salto momentáneamente a Telecinco, para volver años después a RTVE para presentar el telemaratón «Contigo». Su carrera también estaría vinculada al certamen musical más famoso del mundo. Participaría en los especiales de Eurovisión de 2008 en los que saldría elegido el controvertido Rodolfo Chiquilicuatre, historia viva del certamen. Su última participación en RTVE sería en 2016, en la gala especial «60 años juntos».