El ataque de risa incontrolable de Sonsoles Ónega al “recrear” un asesinato

“Acabamos de darle la tarde a los seguidores de las Kardashian”, apuntaron

Sonsoles Ónega EUROPA PRESS
  (Foto de ARCHIVO)
01/01/1970
Sonsoles Ónega EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO) 01/01/1970 FOTO: EUROPA PRESS

Si Sonsoles Ónega era noticia el pasado 28 de diciembre por haber sufrido una inocentada en su propio programa, acaba el año entre risas. Mientras presentaba con sus compañeros “Ya son las ocho” hablaba con tranquilidad de Kim Kardashian.

En este caso fue la colaboradora Marta Riesco quien intervino para dar cuenta de una noticia. “Por cierto, Kim Kardashian ha publicado hace unas horas que está de luto porque han asesinado a la gestora comercial de la familia”, apuntaba.

Ónega, que se había quedado bastante desconcertada con el dato, insistió, “¿Pero cómo que la han asesinado?”, cuestionó de inmediato con seriedad.

Y aquí vino el desenlace de todo cuando intervino Miguel Ángel Nicolás para describir con todo lujo de “detalles” el suceso. “Pues una pistola. Pum. Muerto”, apuntó. La contundente aclaración de Miguel Ángel desencadenó un ataque de risa en Sonsoles que ni tan siquiera el tema en cuestión logró detener.

La risa fue contagiosa y acabaron cayendo todos los compañeros. “Yo aquí dando una noticia seria. ¿Pero esto qué es?”, se preguntó Marta Riesco poco antes de que Isabel Rábago mandara “un beso a Kim Kardashian, que lo debe estar pasando fatal”. “Acabamos de darle la tarde a los seguidores de las Kardashian”, añadió más tarde la tertuliana.

Con no poco esfuerzo, Sonsoles Ónega se recompuso para seguir con el programa y admitió: “Hacía mucho tiempo que no nos daba un ataque de risa tan... así”.

La historia es que cuando ella había puesto orden, estaban desatadas Riesco y Rábago. “Miren, yo así no puedo seguir con el programa”, dijo Ónega. “La culpa es mía”, zanjó Miguel Ángel Nicolás.

Y era verdad

Y la noticia era verdad. Angela Kukawski, gestora comercial de las Kardashian y otras celebridades como Nicki Minaj, fue encontrada muerta el pasado 23 de diciembre en el maletero de un coche estacionado en Los Ángeles. Y el novio arrestado como principal sospechoso.