Eurovisión huele a “Chanel” y Azúcar Moreno se cae de la final del Benidorm Fest

El mítico dúo y el grupo Unique quedaron eliminados ayer, mientras Tanxugueiras se vieron envueltas en una polémica cuando el público abucheó la votación que habían recibido del jurado

El certamen de eurovisión en las últimas décadas ha estado perseguido por el mito de la canción eurovisiva, estableciendo como único modelo de canción prometedora las que tienen estribillos sencillos y extravagantes escenografías. Sin embargo, anoche Salvador Sobral volvió a recordar que Eurovisión, ante todo sigue siendo un certamen de música y voz, como demostró hace unas ediciones representando a Portugal y conquistando el Micrófono de cristal. También estuvo invitado ayer Marlon.

En esta misma línea más conservadora presentaba su candidatura Blanca Paloma. Además de cantante Blanca tiene formación en escenografía y así lo está haciendo notar. Los 16 metros de cola que tiene su vestido ha sido una idea original suya para aportar magia a su actuación, que en cambio, carece de coreografía y movimientos de cámara. Más allá de que no se vaya a convertir su canción en el hit del verano, sí ha demostrado su torrente de voz, con el que ha convencido a espectadores y jurado, haciéndose con la tercera plaza.

Opciones que se podrían catalogar como más “eurovisivas”, también han corrido buena suerte, especialmente la artista Chanel y su grupo de baile. La hispanocubana impone en el escenario los ritmos latinos y la coreografía convenció al jurado, en una apuesta por aprovechar todo el espacio disponible que ofrece el inmenso escenario de Benidorm. Chanel ha arrasado especialmente en la votación del jurado, además de contar también con el impulso definitivo de los espectadores, que le serviría par acabar la noche como líder de la primera semifinal, con 110 votos y 17 más que las segundas clasificadas.

Éstas han sido Tanxugueiras, a quienes el jurado nacional e internacional no ha brindado una gran votación, de hecho, el público eurofan protestaría la votación con un sonoro abucheo. Después, en rueda de prensa, las propias aspirantes gallegas recordaban a los eurofans que respeten las decisiones del jurado, ya que es el algo subjetivo y de gustos. El mensaje integrador y reivindicativo sobre la mujer y las lenguas cooficiales parece haber calado en la audiencia. Después de ser valorados cuestionablemente por el jurado, el televoto las impulsaría a la final.

Raffaella Carrá sonará siempre en los escenarios de nuestro país. De ello se encargarán bandas como Varry Brava, quien brinda un bonito tributo a la artista italiana con la pegadiza canción Raffaella. A pesar de ser de las que mejor aceptación ha tenido entre los asistentes, el grupo se conformaría con la cuarta plaza. Por último, Azúcar Moreno, quien han firmado una gran actuación que ha gustado el jurado, se quedarían fuera de la final, al igual que la boyband Unique. Dos de los componentes de esta dinámica banda protagonizaban uno de los momentos de la gala dándose un beso en un guiño a la diversidad, una de las señas de identidad de Eurovisión.

Esta primera semifinal, presentada por Maxim Huerta, Alaska e Inés Hernand, llegaba a ser Trending Topic mundial, generando hasta 16.854 llamadas y 25.197 mensajes de SMS. El propio Maxim Huerta era el encargado de recordar el abandono de la artista Luna Ki. Inés Herand, por su parte, no quieso dejar escapar la oportunidad de recordar la breve etapa política de su compañero con alguna broma.