William Levy (“Café con aroma de mujer”) desata en Madrid la locura de sus fans

Quiso compartir con sus seguidores su paso por la capital y se encontró con una aglomeración inesperada

Imagen de la story que compartió en Instagram
Imagen de la story que compartió en Instagram FOTO: La Razón Instagram

Que William Levy está causando furor es un hecho constatado. La serie que emite Netflix y que protagoniza el actor cubano, “Café con aroma de mujer”, le ha colocado en el punto de mira de cientos de mujeres que adoran el suelo que pisa. Consciente de ello quiso compartir con sus seguidores su llegada a Madrid por motivos profesionales, pero su buen intención causó un auténtico alboroto.

Un nuevo proyecto, la serie “Montecristo”, fue la razón por la que Levy aterrizó en la capital española para ultimar los detalles de Secuoya Studios y Pantaya e interpretar a Edmundo Dantés. “Me he sentido atraído por la historia del Conde de Montecristo desde mi juventud, es un personaje misterioso en su búsqueda de justicia y venganza, temas poderosos con relevancia universal”, señaló el actor cuando saltó la noticia.

Así que muy consecuente con sus miles de seguidores en redes sociales, Levy anunció en su cuenta de Instagram que su próximo destino sería Madrid. Así que el 13 de enero ya avisó de que aterrizaría en nuestro país: “Hoy gracias a Dios ya les puedo decir que dentro de poco ya estaré por España 🇪🇸 grabando para ustedes " MONTECRISTO “.

Pues lo cierto es que nada más aterrizar, el actor se dirigió a un céntrico restaurante de Madrid para comer. Comprometido con sus fans compartió en Instagram una story pero dejó de fijarse en que la publicación mantuvo visible su ubicación, lo que enseguida corrió como la pólvora entre sus páginas de seguidores en España.

EN cuestión de minutos, decenas de alocadas fans se plantaron en la puerta del local para poder ver a su ídolo y llegaron a colapsar la entrada del restaurante, armadas con sus teléfonos móviles para poder sacar una imagen del actor o con él. Levy encontró problemas para atravesar la entrada en su intento de salir, pero no por ello dejó de cumplir con su fama y muchas de las chicas apostadas en la puerta consiguieron hacerse un selfie con el cubano para algarabía de las redes sociales.

Sólo cuando el actor consiguió terminar e irse a su hotel, el local pudo recuperar la normalidad y los clientes pudieron volver a entrar y salir del establecimiento. Levy no decepcionó a nadie y en todo momento mantuvo su perfecta sonrisa para agrado de las concurrentes que se llevaron por fin un recuerdo a casa.