“The Office” se cuela en la famosa estafa del aeropuerto

Una usuaria de Twitter ha compartido su desternillante experiencia en la que el estafador acabó engañado

Michael Scott rodeado de sus compañeros
Michael Scott rodeado de sus compañeros FOTO: La Razón Netflix

Las estafas por internet, el phishing y ahora las estafas por correo y WhatsApp están a la orden del día. Cuando no se trata de que caduca tu suscripción a un antivirus, es que una persona desconocida (y moribunda) quiere dejarte en herencia una millonada si eres “honesto”. A todos estos ahora se ha sumado uno que comienza a tener mucho recorrido y muchas “víctimas”. Se trata de la estafa del aeropuerto o del equipaje en el que un supuesto conocido o familiar se pone en contacto contigo para que le ayudes con trámites aduaneros tras haber perdido el vuelo a España y su equipaje. Los finales son distintos dependiendo cómo se maneje la situación, pero si los estafadores se encuentran con alguien con iniciativa, se pueden dar situaciones muy cómicas como las que narra la tuitera @nagorephoenix en su último hilo.

Y es que esta usuaria, que no tiene un pelo de tonta, quiso estirar la historia hasta saber a dónde llevaba, y lo acompañó con capturas de pantalla para poder compartirlo con sus seguidores. Además le añadió la picardía de incluir memes, una historia increíble y el hilo conductor de una famosa serie de televisión, “The Office”.

Lo primero que hacen los estafadores es ponerse en contacto con un número de teléfono probablemente aleatorio o que han conseguido gracias a una estafa anterior. Sondean al destinatario con un tímido saludo y le dicen que al otro lado de los mensajes está un antiguo conocido o incluso un familiar.

Capturas de esta curiosa historia
Capturas de esta curiosa historia FOTO: Twitter @nagorephoenix

En este caso, la usuaria decidió seguirle el juego y como el estafador intenta que sea la propia persona la que diga quién cree que es (insisten demasiado en alguien con “M”), Nagore le devolvió el engaño identificando a un compañero de oficina -literalmente de la serie “The Office”- Michael Scott (papel que interpreta Steve Carell) y bromeando con que no le veía desde que dejó “la oficina” para escaparse con “Holly” a Colorado.

Llegado este punto se difumina quién es el estafador y quién el estafado. La persona que intenta engañar le cuenta entonces cuál es el motivo para volver a ponerse en contacto. “Mira te comento. Yo tenía que haber llegado el día de ayer a España” y sigue contando cómo un problema aduanero le ha dejado tirado en Bolivia, país de escala y necesita “tu ayuda”. Hay que tener en cuenta de que no se trata de un “bot” (robot de respuesta automático) y constantemente está desconfiando si uno se propasa con las bromas.

Así que perdido el supuesto avión a España por hacerse las pruebas PCR, le preocupa que sus maletas (con 12.000 euros) que sí que llegaron a tiempo para embarcarse supuestamente hacia Barajas. Así que la intervención que pide el estafador es hacerse cargo del equipaje para que sus dineros y joyas no caigan en malas manos. El alma caritativa debe dar sus datos de contacto y su DNI para que los servicios del aeropuerto se pongan en contacto con él o ella y solucionar el problema.

Hasta un carné falso creó la tuitera
Hasta un carné falso creó la tuitera FOTO: Twitter @nagorephoenix

Ya lanzada, Nagore creó hasta un carné falso a nombre de Barney Stinson (”Cómo conocí a vuestra madre”) y con la foto de una muy reconocible Lindsay Lohan. Además otros datos deberían ser sospechosos para el estafador (o estafadores) como que viva en “Planeta Vegeta” o que haya nacido en 1923 y el DNI sea válido hasta 32/05/1789. Pero están estafando, no se van a fijar en eso.

Durante todo el tiempo la tuitera vacila sin parar introduciendo personajes de “The Office” y creando una historia alternativa para no poder coger las llamadas que le hace otro número, que en teoría pertenece a un trabajador de aduanas. Así Nagore argumenta estar en el funeral de su vecina, tener que volver a la cárcel por libertad condicional e incluso comprarse un billete y volar hasta Bolivia para ayudar a su amigo Michael (fotos del aeropuerto incluido). No queremos destripar el final y se puede ver el desternillante hilo aquí. El estafador acaba estafado por la malvada Nagore, eso sí.