Los organizadores de Eurovisión analizan la candidatura de Ucrania como sede de 2023

La emisora pública del país UA:PBC asegura que ya se ha enviado la documentación para intentarlo

El vocalista de Kalush Orchestra posa con el micrófono de cristal
El vocalista de Kalush Orchestra posa con el micrófono de cristal FOTO: MYKOLA TYS EFE

Solo ha pasado una semana después de celebrarse la final del Festival de Eurovisión 2022 en Turín, Ucrania, vencedora del certamen con Kalush Orchestra y su “Stefania”, ya se ha puesto manos a la obra para solucionar la duda de si el país, devastado por la guerra con Rusia, podrá albergar el festival europeo en 2023 como mandan las normas de la Unión Española de Radiodifusión (UER). Aunque sí existe la posibilidad de que se pueda pedir “pasar turno” y que sea otro país el encargado. La emisora pública de Ucrania UA:PBC ha comunicado que ya se ha puesto en contacto con la organización para comenzar los trámites.

Al comienzo se trata de una serie de consultas para organizar el festival, según han informado en una rueda de prensa celebrada hoy en Lviv. El jefe del consejo de administración de la emisora, Mykola Chernotytski, ha declarado que la emisora “hará todo lo posible para albergar el Festival de la Canción de Eurovisión”. La jefa de la delegación de Ucrania, Oksana Skybinska, entregó la documentación de la UER sobre la organización de la conferencia.

Al detallar las negociaciones, que como han revelado se trata sobre todo de temas de seguridad, Chernotytski señaló: “Estamos haciendo todo lo posible y espero que el estado también nos apoye para celebrar el Festival de la Canción de Eurovisión aquí. Espero que el Festival de la Canción de Eurovisión se celebre en una Ucrania pacífica”. “Sin embargo, digo una vez más que el factor seguridad es importante y la decisión final se tomará junto con la Unión Europea de Radiodifusión. Será una negociación difícil, de eso ya estoy seguro”.

Chernotytski también señala que se llevaron a cabo negociaciones difíciles en un sentido similar antes de que Kiev organizara con éxito el concurso de 2017, e informó que Ucrania prometió una garantía de 15 millones de euros para que los utilice otro país como anfitrión en caso de que sea necesario trasladar el concurso. En este sentido, varios países de Europa se han ofrecido y en el caso de España hasta dos ciudades, como Madrid y Barcelona. Polonia e Italia también se han ofrecido a actuar como anfitrionas en caso de que Ucrania no puede ser anfitrión.

Oleh Psiuk, cantante principal de los ganadores de Eurovisión 2022 Kalush Orchestra, agregó: “Muchos países ya han transmitido el mensaje de que pueden organizar el Festival de la Canción de Eurovisión si no tenemos éxito. Pero espero que organicemos el Festival de la Canción de Eurovisión en un país feliz, reconstruido y fuerte”. Ucrania, por tradición, tendrá la primera negativa de albergar Eurovisión 2023 después de la victoria de Kalush Orchestra el sábado y espera albergarlo por tercera vez después de 2005 y 2017.

En la celebración de la victoria de Ucrania, su presidente, Volodymyr Zelensky, prometió uqe prometió que Ucrania “haremos todo lo posible para recibir algún día a los participantes e invitados de Eurovisión en Mariupol ucraniano. ¡Libres, pacíficos, reconstruidos! Estoy seguro de que nuestro acorde victorioso en la batalla con el enemigo no está lejos”.