MENÚ
martes 19 febrero 2019
04:22
Actualizado

Tellme Gen, prevenir para no tener que curar

La startup enmarcada en el proyecto de Lanzadera pretende socializar el banco genético para la detección precoz y el tratamiento de enfermedades genéticas.

  • Ramón Catalá Llosá, CEO de TellmeGen
    Ramón Catalá Llosá, CEO de TellmeGen

Tiempo de lectura 4 min.

26 de noviembre de 2014. 12:36h

Comentada
26/11/2014

Son pequeños aún, pero su proyección camina paralela a la ciencia. El largo recorrido que la Medicina tiene por delante en el campo de la genética es el motivo por el que Ramón Catalá Llosá (CEO) y Louis Vallbona La Mantía (VP of Business Development) crearon TellmeGen. Bajo el paraguas de Lanzadera, la incubadora de startups, estos dos emprendedores están a punto de ofrecer un servicio que roza la ciencia ficción: registrar los datos genéticos de una persona para detectar futuras patologías y ofrecer asesoramiento antes incluso de que estas enfermedades se manifiesten en el paciente. Prevenir para no tener que curar.

La iniciativa, inédita en España, supone un paso de gigante en el diagnóstico médico, pues facilita la labor de los facultativos al desglosar parte del código genético de cada paciente tanto a la hora de detectar enfermedades como al establecer tratamientos más acertados. La predisposición de un paciente sano a contraer determinadas patologías asociadas a su estilo de vida, o la herencia genética, responsable de enfermedades de generación en generación, así como la respuesta metabólica de cada persona a determinados fármacos son hasta ahora incógnitas que no se resuelven hasta que se atraviesa dicha enfermedad. Con solo una muestra de saliva, TellmeGen pretende ganar ese lance de tiempo para ganar la batalla definitiva a problemas cardíacos, alzheimer, cáncer, diabetes y otras muchas enfermedades en fase de tratamiento. “TellmeGen nace porque es tan valiosa la información genética que todo el mundo debería tener acceso de forma fácil y sencilla”.

Aunque puede parecer un servicio exclusivo fuera del alcance de muchos, TellmeGen ha apostado porque todo el mundo pueda acceder a su información genética. “Todo el mundo debería poder saber si es portador o no, por ejemplo, de la fibrosis quística (enfermedad genética hereditaria aún sin tratamiento curativo que provoca, principalmente, una mucosidad infecciosa en pulmón, pero también en hígado, páncreas e intestinos), o de otra información que pueda determinar tu estado de salud o de enfermedad o previsiones de salud a lo largo del tiempo. Nosotros damos la máxima información genética con la máxima evidencia científica de una forma accesible”, explica Ramón Catalá, comprometido con que este avance llegue al máximo número de personas.

Para ello, han desarrollado un banco de datos en el que toda la sociedad tiene cabida, y lo ofrecen como un servicio completo que va más allá de la lectura de una parte del ADN, que tiene alrededor de 3.000 millones de pares de bases donde se almacena toda la información del individuo. Pero no se quedan ahí, ya que consideran al consejo médico como el otro pilar fundamental de la empresa. “Hoy en día, a nadie se nos escapa que el futuro de la medicina pasa por la genética, y el punto fuerte de TellmeGen es que consigue aunar campos de trabajo tan dispares —susceptibilidad de enfermedades, farmacogenética, diagnóstico genético y análisis de casos fenotípicos— en un campo tan novedoso para ayudar a las personas.

Así, con el apoyo de Lanzadera y a falta de unos pequeños detalles legales, TellmeGen verá la luz próximamente ofreciendo un servicio inédito pero en constante evolución. La novedad en el campo de la Medicina fue su aval para ser elegidos junto a 14 emprendedores más en la primera edición del proyecto de incubadora empresarial de Juan Roig, presidente de Mercadona, y aunque son conscientes de la gran ayuda financiera que han recibido, la genética es una rama de la sanidad que está en continuo desarrollo y que, por ello, seguirán necesitando financiación en un futuro.

Últimas noticias