Gran Bretaña, rival en semifinales, mucho más que Andy Murray

Los individuales serán para Evans y Edmund, dos especialistas en pista rápida. El doble, formado por el hermano de Andy y Skupski, llega invicto ante España

Davis Cup Finals - Quarter-Final
Andy Murray anima desde el banquillo británico a sus compañerosSERGIO PEREZReuters

Andy Murray ganó hace semanas el torneo de Amberes, su primer título después de reaparecer de su operación de cadera. Pero en Madrid, después de debutar en la primera jornada, el exnúmero uno del mundo ha visto desde el banquillo cómo su país alcanzaba las semifinales de la nueva Davis. Murray (126 del mundo) ha llegado a Madrid lejos de su mejor forma. Estuvo dos semanas parado y hoy verá el cruce ante España detrás del capitán Leon Smith.

Los individuales británicos serán para Daniel Evans (42 del mundo) y Kyle Edmund (69) que resolvieron por la vía rápida (2-0) la eliminatoria ante Alemania. Gran Bretaña es el segundo país que más títulos posee de la Copa Davis, 10 sólo por detrás de Estados Unidos y Australia. La última Ensaladera de Plata llegó en 2015 en la final ante Bélgica (1-3) en la tierra batida de Gante.

Las opciones británicas en la eliminatoria, como reconoce el propio Leon Smith pasan por que el pelirrojo Edmund se imponga en el duelo entre números dos y que el doble logre su tercera victoria en el torneo en otros tantos partidos. "Nadal no tiene muchas debilidades, así que ya veremos qué podemos hacer", aseguraba ayer Smith. El único precedente entre Rafa y Evans fue este año en el Masters 1.000 de Canadá y se impuso el español por 7-6 y 6-4. Edmund y Carreño también se han cruzado sólo una vez. Fue en 2017 en Australia y ganó Pablo en tres sets (6-2, 6-4 y 6-2). El doble, que ganó los dos partidos de la fase de grupos ante Holanda y Kazajistán y no llegó a disputar el partido ante Alemania, está formado por el hermano de Andy Murray (Jamie, 26 del mundo de esta disciplina) y Neal Skupski (31). Smith no tocará la pareja. "Han jugado de manera brillante así que no necesitamos un cambio", asegura.