La Feria de San Isidro se queda sola a la espera del coronavirus

Cayeron Fallas, Castellón, Arles, y la última ha sido la Feria de Abril de Sevilla; todo los focos quedan en San Isidro y José Tomás en Nimes

Hace apenas una semana Madrid vivía una aparente tranquilidad, la misma que nos ha llevado hasta aquí. La tranquilidad de poder reunir a las mujeres a manifestarte por el 8M y siete días después decretarse un estado de alerta que nos va a traer secuelas terribles. Unas palpables ya en todos los hospitales y las que nos dejará con el tiempo en la economía. Las que no queremos ni pensar.

El sector taurino, que tiene la particularidad de ser estacional, estaba en el momento de despegar para la temporada 2020. La Feria de Fallas de Valencia hubiera abierto sus puertas el pasado jueves, con la que iba a ser la reaparición de Andrés Roca Rey en España. Una vez que el torero peruano se viera obligado a cortar su temporada en el mes de julio del pasado año. Enrique Ponce celebraba también sus 30 años de alternativa, que se cumplen justo hoy, y lo hacía en la plaza en la que el año pasado cayó herido y lesionado con lo que el propio doctor Villamor llamó una “rodilla catastrófica”. Se recuperó el torero, pero no estaba previsto este golpe del destino. Hoy cumple Ponce sus 30 años en pleno estado de alarma.

Como tampoco estaba previsto que Alejandro Talavante, que iba a reaparecer en Arles el día 11 de abril después de 18 meses de retirada, tampoco lo vaya a hacer en el polémico Domingo de Resurrección de Sevilla. Anulada en la Maestranza no solo la emblemática fecha, sino la Feria de Abril y todos los festejos programados durante la temporada hasta el mes de septiembre, donde intentarán reprogramar esta extraña temporada, de un año marcado por el coronavirus ya para siempre.

En Francia también está anunciado José Tomás. Hasta ahora en las dos únicas tardes de la temporada. El 31 de mayo la primera y el 20 de septiembre la segunda. En Nimes. Sería su vuelta después de la mágica mañana de 2012 en la que estoqueó seis toros en solitario. A falta de confirmar, hay visos de que Francia dé continuidad al protocolo que no permite reuniones superiores a 1.000 personas y se anule también.

Madrid es la siguiente gran feria. Anuladas las dos primeras novilladas. Siguen en pie el Domingo de Ramos y Resurrección, pero con muy mala pinta. Todavía no se han presentado las que serían las combinaciones de una Feria, que tiene muy difícil llegar a celebrarse tal y como se están desarrollando las cosas en la Comunidad de Madrid. Hasta ahora, de manera oficial, la suspensión alcanza a los festejos programados para este mes.

El sector vive con alarma esta debacle en la que se han suspendido alrededor de 100 festejos y muchos de máxima categoría. La vida sigue, para la mayoría, lo que no sabemos es en qué términos.