Vuelven los toros a Alcalá de Henares cinco años después

Martínez Erice y Jorge Arellano darán tres espectáculos a finales de agosto

Las corridas de toros volverán a finales de este mes de agosto, con motivo de las fiestas de San Bartolomé, a la localidad madrileña de Alcalá de Henares, tras cinco años de ausencia por diversos motivos.

La Junta de Gobierno del nuevo consistorio alcalíno, con mayoría del PSOE, aprobó el pasado viernes, no sin críticas por parte de la oposición de izquierdas, la propuesta de los empresarios Manuel Martínez Erice y Jorge Arellano para la celebración de varios festejos este mismo año.

Concretamente, Erice y Arellano han propuesto un abono desglosado en una corrida de toros, una de rejones y un concurso de recortadores, a celebrarse del 28 al 30 de agosto.

En la corrida de toros actuarán Enrique Ponce, Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera, con un encierro de la divisa de Garcigrande, mientras que en la de rejones, en la que se lidiarán reses de Fermín Bohórquez, alternarán los jinetes Andy Cartagena, Sergio Galán y Guillermo Hermoso de Mendoza.

Según han informado los nuevos empresarios, la organización de los tres festejos se hará de acuerdo a las medidas sanitarias frente al coronavirus impuestas por la Comunidad de Madrid, tanto en cuanto a aforo como en cuanto al uso de mascarillas y demás usos higiénicos, porque "lo importante es celebrar espectáculo taurinos para no dejar en blanco este año atípico".

En las últimas cinco temporadas, los concesionarios del coso, que delegaban la gestión de las corridas en otras empresas, consideraban que el consistorio de la localidad madrileña -formado por concejales de PSOE y Unidas Podemos- no facilitaba la celebración de festejos, aunque en 2016 fue la lluvia la que obligó a suspender la que se dio en denominar "corrida cervantina".

La actual plaza de toros de Alcalá de Henares, de 8.500 espectadores y de propiedad municipal, se inauguró el 1 de septiembre de 1999 -con Ponce, Litri y Miguel Abellán en el cartel- después de ser levantada por la empresa Taurina Alcalína a cambio de quedarse con su concesión durante treinta años y con la obligación de organizar los festejos taurinos de la feria.

La última corrida celebrada en Alcalá tuvo lugar el domingo 30 de agosto de 2015, y sirvió para que tomara la alternativa el diestro Lius Gerpe, de manos de Curro Díaz y en presencia de Miguel Abellán.