Twitter censura a Morante de la Puebla por fomentar el “placer sádico”

La red social retiró unos vídeos que recogían dos faenas del diestro el pasado sábado en Algeciras. pero ni es su cuenta oficial ni se ha pronunciado sobre la libertad como se llegó a publicar

El diestro Morante de la Puebla, durante la feria taurina de la festividad del Corpus Christi de Granada 2021 en la Plaza de toros de Granada,
El diestro Morante de la Puebla, durante la feria taurina de la festividad del Corpus Christi de Granada 2021 en la Plaza de toros de Granada, FOTO: Miguel Ángel Molina EFE

Los hechos con los siguientes: en el día de ayer se produjo un incendio en las redes sociales a cuenta del cierre que durante unas horas ejecutó Twitter de una cuenta llamada «Morante info» en la que salían colgados dos vídeos que reproducían pasajes de las dos faenas del diestro sevillano el sábado en Algeciras. Rápidamente, tirios y troyanos han jaleado unos la clausura mientras otros se han rasgado las vestiduras por el calificado acto de censura. La cuestión es que frente a lo que se ha dejado correr como especie de apariencia periodística, demostrando una vez más que se suele tocar de oído y que las redes son básicamente el campo de la desinformación, la cuenta capada en absoluto es la oficial de Morante de la Puebla.

De hecho, este torero no tiene cuenta oficial alguna, ni se le pueden atribuir las presuntas declaraciones que sobre el ataque a la libertad. Pero si los anteriores son los hechos ciertos, el relato debe comprender que los vídeos que presuntamente exhibían un «placer sádico» (argumento que utiliza la red del pajarito para el cierre) no podían ser excepcionales ni anómalos pues quien esto escribe presenció las dos brillantes actuaciones morantistas en el coso de Las Palomas y ninguna de ellas contenía elementos distintos a los de cualquier faena taurina que en el mundo ha sido y será.

El paradigma de las libertades que tanto se ha cacareado para esa plaza pública llamada Twitter esconde realmente un ánimo censor. El aspecto orwelliano de la cuestión está llegando al apogeo de establecer los cánones de la moral y de la corrección política. No sabemos si habrá sido un robot o una mano invisible, pero ayer domingo 18 de julio se produjo el golpe de estado al toreo en forma de censura. Esta polémica afecta directamente, y tal vez no sea casual, al torero más puro que existe en la actualidad, al que mejor protege el legado sagrado de la tauromaquia por concepto y fondo artístico. Morante es y vive como torero dentro y fuera de la plaza. Esta tormenta mediática no le va a hacer perder un instante de su compromiso taurino. Paradójicamente, uno puede insultar en estos momentos de manera libre de la faena de Roca Rey al toro «Cautivo «que mereció el indulto en la misma plaza algecireña, todo ello en su cuenta oficial, esta sí.