Toros

¿Es cierto que Barcelona pretenda transformar la Monumental en una Mezquita?

Este rumor persigue al gobierno de Colau desde 2016

Vista de la plaza de toros de la Monumental de Barcelona
Vista de la plaza de toros de la Monumental de Barcelona

Es falso que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, promueva la transformación de la Plaza de Toros Monumental de la capital catalana en una mezquita, como afirman mensajes difundidos en redes sociales que sacan de contexto una información de hace siete años sobre un proyecto desmentido ya entonces.

En los últimos días circulan en Twitter y Facebook mensajes virales que atribuyen a Colau un proyecto para convertir La Monumental “en una mega mezquita con capacidad para 40.000 personas”. Algunos usuarios de redes llaman a rebelarse contra la “invasión” y el autor de una de las publicaciones comenta: “Lo que nos faltaba, destruyen nuestra cultura y nos quieren reconvertidos”.

Los mensajes virales sobre este supuesto proyecto van acompañados, en algunos casos, por la captura del titular periodístico “2.200 millones para construir la tercera mezquita más grande del mundo”, bajo el que se puede leer que la negociación para reconvertir la plaza de todos “en un centro de culto islámico” prospera “gracias a la mediación del sirio Mowafak Kanfach”.

HECHOS: No hay ningún proyecto municipal para convertir La Moumental de Barcelona en una mezquita. Las publicaciones de estos días se basan en una información periodística de 2014 sobre unas negociaciones que fueron negadas por la empresa propietaria de la plaza y de las que también se desmarcó el entonces alcalde de CiU Xavier Trias.

En todo caso, fuentes del actual gobierno municipal barcelonés, consultadas por EFE, han confirmado que la afirmación de que el gobierno municipal de Colau promueve o tiene sobre la mesa un proyecto para la transformación de La Monumental en una mezquita “es falsa”.

La imagen que acompaña algunos de los mensajes corresponden a la información publicada en un diario español el 25 de junio de 2014, en la que se afirmaba que el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, había planteado al Ayuntamiento de Barcelona una inversión de 2.200 millones de euros para adquirir La Monumental y reconvertirla en “una enorme mezquita con un minarete de 300 metros de altura”.

A su vez, esta información se remitía a la publicada la víspera por otro diario, en la que se aseguraba que el grupo Balañá, propietario del recinto, “habría ultimado ya la venta de la plaza de toros y sólo faltaría el visto bueno municipal, que es quien tiene que conceder la licencia”.

Sin embargo, el grupo Balañá difundió el mismo 25 de junio de 2014 un comunicado en el que negó “la existencia de negociaciones para la posible venta” de La Monumental, mientras que el alcalde, Xavier Trias, afirmaba que no había “recibido ningún proyecto para la construcción de una mezquita” en la antigua plaza de toros, “ni siquiera indirectamente”.