El Fandi y Manzanares, a tres orejas por coleta

Doble Puerta Grande en La Monumental de Frascuelo; Morante saludó sendas ovaciones

Con la resaca del torrente de emociones del día anterior con José Tomás en el ruedo de La Monumental de Frascuelo, David Fandila «El Fandi» y José María Manzanares pasearon tres orejas cada uno en un festejo en el que el primero de ambos volvió a ser profeta en su tierra y el alicantino firmó una gran faena al sexto toro, un enclasado «Zalduendo», al que cuajó derrochando temple en cada una de las tandas.

El Fandi, que recibió de rodillas a su primero, quiso salir a por todas en la feria de «casa», tal y como viene sucediendo en sus paseíllos en el coso granadino. Banderilleó con poder y facultades para luego rubricar con la muleta ante un animal muy noble, que se terminó apagando como sus hermanos, pero que le permitió trazar muletazos suficientes para atar el doble trofeo.

El mismo premio se llevó Manzanares en el sexto. El diestro dinástico dibujó muletazos de bella lámina por el pitón derecho, donde la faena tuvo siempre mayor lustre. Hubo una tanda, sobre todo, magnífica. Larga, con más de media docena de derechazos. Torerísimo y estético el epílogo del trasteo con preciosos adornos. Lo despachó de un estoconazo en la suerte de recibir.

En La Monumental de Frascuelo de Granada, segunda de la Feria del Corpus, se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq (1º, 3,º y 5º) y Zalduendo (2º, 4º y 6º), desiguales de presentación. Nobles y con bondad, pero faltos de fondo y duración, salvo el 2º, con más motor, y el excelente 6º. Morante de la Puebla, saludos y saludos tras aviso; El Fandi dos orejas y oreja; y José María Manzanares, oreja y dos orejas. Lleno en los tendidos.