MENÚ
sábado 23 junio 2018
00:00
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

En busca de un sueño

Sedano Vázquez abre la primera puerta grande de La Magdalena

  • Sedano Vázquez saliendo a hombros en la primera de Castellón
    Sedano Vázquez saliendo a hombros en la primera de Castellón / EFE
Castellón.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de marzo de 2018. 21:38h

Comentada
Paco Delgado.  Castellón. 4/3/2018

Castellón, 4 de marzo. Primera de feria. Un tercio de entrada.

Novillos de Fernando Peña, bien presentados,nobles y colaboradores, siendo el primero el de mejor son.

Toñete (de negro y oro), pinchazo y estocada, silencio; entera cada, oreja.

Sedano Vázquez (de grana y oro), entera atravesada y descabello, oreja con aviso; pinchazo y entera, oreja tras otro aviso.

Ángel Téllez (de blanco y oro), entera, oreja; media y siete descabellos, ovación tras aviso.

De las cuadrillas destacaron Álfonso Carrasco y Juan Navarro.

Castellón vive ya una nueva edición de su feria taurina de La Magdalena. Y de ella espera, entre otras muchas cosas, la aparición de ese torero por el que suspiran desde hace más de cincuenta años. Si a mediados del pasado siglo eran Pepe Luis Ramírez y Rodríguez Caro los que ilusionaban a los paisanos desde entonces las bazas que supusieron Álvaro Amores, Bustamante, Alberto Ramírez, Soler Lázaro, Alejandro Rodríguez, Vicente Prades, Abel Valls, Diego Lleonart, Vicente Soler o Varea se concretan ahora en un nuevo torero que anda dando sus primeros pasos: Sedano Vázquez, otro valor surgido de la Escuela taurina que mantiene la Diputación, cantera rica que tiene en este muchacho una veta en la que trabajar y un sueño que espera ver cumplido.

En busca de un sueño

Imagen de Sedano Vázquez

Un sueño que parece posible tras convertirse en el primer triunfador de la feria. Pese a la deficiente colocación de la estocada con que remató su primera faena, Sedano Vázquez se llevó la primera oreja del ciclo tras una labor si bien desigual y con altibajos, tan firme como decidida y de excesivo metraje en la que logró convencer a su distraído y renuente oponente a embestir y dejarle así lucir sus ganas y maneras.

Salió muy decidido con el más hecho quinto, que le desarmó de salida y con el que se lució al quitar por lopezinas. Saco más complicaciones este ejemplar, con más genio y soltando la cara, pero no escurrió el bulto el novillero de Alcora, muy serio y valiente, procurando dejar la muleta siempre puesta, bajando la mano y sacando naturales de excelente trazo, logrando finalmente una merecida salida a hombros.

En busca de un sueño

Toñete ejecutando una suerte con el capote

Comenzó una nueva entrega de la feria castellonenses de la Magdalena variando la fórmula de los últimos años y abriendo con una novillada picada en la que se lidió un encierro de Fernando Peña, presentado en escalera de menor a mayor peso y que, en conjunto, fue noble y colaborador con sus matadores, destacando lidiado en primer lugar, con el que Antonio Catalán «Toñete» perdió la oreja al tardar el matar tras una faena basada en la mano diestra en la que se mostró muy puesto y sin problemas ante un novillo noble y colaborador que fue aplaudido en el arrastre.

En busca de un sueño

Ángel Téllez dando un pase de pecho

Tiró de repertorio de capa al recibir al cuarto, al que se cuidó mucho en el caballo consiguiendo así mucho más empuje y motor para la muleta, sacando Toñete otro quehacer pulcro y de corte derechista, dejando ver oficio largo y puesta a punto, llevándose una merecida oreja al acertar ahora a la primera con el estoque.

Se estiró Alejandro Téllez al veroniquear al tercero, que aunque cabeceó se empleó en el peto, lo que redundó en su comportamiento posterior, yendo al suelo apenas iniciado el último tercio y entrando al trapo con poco gas. Ello condicionó la actuación del novillero, que tuvo que tirar de temple, paciencia y suavidad para evitar que se le fuese al suelo y sacar todo lo que tuvo el animal.

Se volvió a lucir al torear de capa al que cerró plaza, clavando luego las zapatillas al suelo en otra faena sincera y entregada, buscando templar y ligar antes de apurar por completo al novillo, perdiendo la puerta grande al demorarse demasiado con el verduguillo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs