Toros

Gonzalo Caballero: «Los ánimos que recibo me dan ganas de saltar de la cama»

El torero más mediático, amigo de futbolistas y de la pandilla de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, se recupera en el hospital.

El torero más mediático, amigo de futbolistas y de la pandilla de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, se recupera en el hospital.

Publicidad

Tres días después de que el diestro madrileño resultase cogido en Las Ventas en su única comparecencia en este San Isidro, desde el Hospital de La Fraternidad atiende a La Razón para contarnos cómo evoluciona del percance, «cornada de 25 centímetros que alcanza fémur e isquion y contusiona nervio ciático». Este último es el aspecto que más preocupa a los doctores ya que compromete la movilidad de la pierna. «Todavía sigo muy dolorido y he estado noches sin poder dormir, pero lo que más me quita el sueño es el estado del nervio. Aunque recuperé muy pronto la movilidad en el pie todavía no soy capaz de levantar la pierna». Por ello el diestro desde ayer ya está en manos de los fisioterapeutas para intentar ejercitar la musculatura y conseguir avances lo antes posible. «Aun así, todavía hay que esperar a los resultados del “electro” para poder calcular los plazos de recuperación y descartar posibles secuelas a corto plazo», asegura cautelosamente el propio torero. Todavía es pronto, por lo tanto, para calcular la fecha exacta de su alta hospitalaria y su regreso a los ruedos. El doctor García Padrós también opta por no ser excesivamente optimista, reflejando el verdadero alcance de la cornada: «Fue “de las gordas” por la cantidad de destrozos musculares que provocó. Cuando le abrimos en la enfermería vimos que el nervio estaba separado totalmente del fémur y quedaba al aire como una cuerda de violín».

A pesar del malestar físico el espada de 27 años se encuentra bien anímicamente, ha recibido el cariño de su plaza y de su gente. Algunos pudieron estar ahí y otros no, como la hija de la Infanta Elena, Victoria Federica, habitual en los tendidos de las plazas que pisa Gonzalo Caballero, pero que en esta ocasión no pudo acompañarle.

APOYO INCONDICIONAL

Publicidad

«La huella que me ha dejado la comunión que sentí con Madrid es mucho más profunda que la cicatriz de la cornada», asegura el matador. «Lo único que le importaba mientras le atendíamos en la enfermería era saber cómo había estado y si había cortado la oreja» añade el Doctor Máximo García Padrós. Caballero se jugaba ese ansiado reconocimiento con la espada. Decidió apostarlo todo: «Me lancé a matar o morir. Tengo claro que si hay un sitio donde tengo que arriesgar mi vida hasta el límite ese es Madrid». Allí volvía después de no estar anunciado el pasado San Isidro, siendo su anterior actuación en Las Ventas el 2 de mayo de 2018.

La trascendencia medíatica que adquiere la Feria de San Isidro, la más importante del mundo, ha hecho que su actuación y percance hayan tenido una repercusión total, tanto en los medios de comunicación como en los aficionados. A sus mensajes de apoyo y preocupación quiso el torero responder el día después de ser intervenido. Lo hizo con una publicación en su cuenta de Instagram. Una fotografía que combina la tradicional compañía de imágenes de vírgenes –habitual en cada plaza que pisa todo torero– con una tierna estampa protagonizada por globos, rojos y blancos, coincidiendo con los colores de su equipo de fútbol, el Atlético de Madrid. Ambos elementos reflejan a la vez las dos vertientes de su carácter, la seriedad y la sensibilidad. «Por Madrid, mi vida entera» rezaba el texto de la publicación, en la que se reafirma en su compromiso con Las Ventas y agradece su cariño: «Por la gente que me rodea y me quiere me siento un privilegiado, su apoyo me hace tener ganas de despegarme de un salto de la cama».

Publicidad

Esta es la cuarta temporada como matador de un torero que está llamado a ser uno de los nombres propios del futuro del escalafón por su entrega y su sobriedad, del gusto de Madrid. Sin embargo, varios percances en poco tiempo han ralentizado su progreso y le han impedido estar en las ferias que le gustaría, pero él espera que «la actuación y mi entrega del otro día se conviertan en oportunidades en el futuro». Esta actitud le han llevado a cobrarse el respeto de los aficionados, e incluso la amistad de algunos de los más ilustres como el propio Felipe Juan Froilán o el jugador del Athletic de Bilbao Iker Muniaín. Su estrecha relación con Victoria Federica ha hecho que también sea el nuevo torero objetivo de los «paparazzi».