MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
12:09
Actualizado

Sevilla, el destino de las figuras

En esta Feria de Abril actuarán repetidamente Morante de la puebla (3), El Juli (2), Manzanares (2) y Roca Rey (2). Además, regresa al coso sevillano el rejoneador Diego Ventura, ausente en la edición anterior

  • Morante de La Puebla en imagen de archivo
    Morante de La Puebla en imagen de archivo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de mayo de 2019. 18:24h

Comentada
L.R.T..  Madrid. 1/5/2019

La Feria de Abril de Sevilla, cuya serie continuada de festejos comienza mañana en la Real Maestranza, dará a las primeras figuras del toreo, como el lorquino Paco Ureña, el calor y el trato que no encontrarán en el inmediato ciclo isidril, donde o no se han contratado o tienen una presencia casi testimonial.En ese sentido, uno de los grandes ausentes de San Isidro es Morante de la Puebla, quien, por contra, actuará hasta tres tardes en Sevilla durante los próximos diez días y con la vitola de ser el máximo atractivo del abono, como portador de las más selectas esencias del toreo que más gusta en este tricentenario coso.

Junto a Morante se anuncian también en el, este año, paradójico abono abrileño de mayo, figuras como El Juli, José María Manzanares -también fuera de San Isidro- y el peruano Roca Rey, que actuarán dos tardes más en Sevilla tras pasar por el poco lucido prólogo del Domingo de Resurrección.

Sobre estos cuatro pilares se asientan, pues, los doce días de toros continuados en la capital hispalense, para los que la empresa Pagés espera, aunque la cifra de abonados no sobrepasa los 2.300, que se cubran las casi 12.000 localidades de la plaza en al menos siete ocasiones, según unas recientes declaraciones del gerente, Ramón Valencia.

Pero no todas las expectativas están puestas en esos cuatro toreros, pues este año en Sevilla también repetirán actuación el francés Sebastián Castella -que además hará el gesto de matar los «miuras» del cierre del día 12-, Antonio Ferrera y Miguel Ángel Perera, además de Pepe Moral, que encarna el único doblete que la empresa ha dejado hacer a los abundantes toreros locales. En un ciclo cuyo cartel anunciador rinde homenaje a Chicuelo, uno de los grandes mitos históricos del toreo sevillano, no son muchos los espadas nacidos a la sombra de la Giralda que han entrado en el abono, y solo para una tarde, como El Cid, que cumplirá su última tarde en la feria de Abril antes de su despedida en la de San Miguel, allá por el mes de septiembre.

Así, en una sola corrida estarán también los sevillanos Manuel Escribano, Alfonso Cadaval o Pablo Aguado, torero este que, por sus últimos éxitos en grandes plazas, merecía una mayor presencia en el abono, al igual que Ureña o el artista riojano Diego Urdiales, que igualmente solo harán un paseíllo. Con todo, Urdiales ayuda a rematar el auténtico cartel estelar de la feria, junto a Morante y Manzanares ante toros de Juan Pedro Domecq, que está marcado en rojo para el lunes «de farolillos», día 6 de mayo. Por lo demás, el ciclo se completa con la presencia de veteranos, como El Fandi y Cayetano, junto a una no muy abultada presencia de toreros de la nueva generación, tal que José Garrido, el periano Joaquín Galdós, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín, además de los curtidos, pero novedosos, Emilio de Justo y Octavio Chacón, este también con los de Miura.

Entre las ganaderías, aparte las concesiones toristas de Victorino Martín (viernes 3) y Miura (domingo 12), la feria de Abril mantiene la misma filosofía de ediciones anteriores, con las divisas punteras del encaste mayoritario, a las que, como novedad, se suma este año en su debut la de Santiago Domecq. En el apartado del rejoneo, la feria de Abril de 2019 será la de la alternativa de Guillermo, el hijo y sucesor de Pablo Hermoso de Mendoza, el gran revolucionario del toreo a caballo, que será precisamente el encargado de doctorarle en la corrida del 5 de mayo, en presencia de la amazona francesa Lea Vicens. En cambio, Diego Ventura, el gran rival de Hermoso y que se quedó fuera del abono sevillano de la pasada edición por discrepancias con la empresa, ha optado esta vez por salir del festejo de rejones en su vuelta a la Maestranza, para anunciarse, el miércoles 8, junto a los toreros de a pie, en este caso El Juli y Cayetano. Y cuando al atardecer del domingo 12 caiga sobre el albero maestrante el último toro de Miura, faltarán menos de 48 horas para que, casi sin respiro, de comienzo en Madrid la feria de San Isidro, en una continuidad de ciclos que supondrán el más decisivo y concentrado maratón taurino primaveral de las últimas temporadas taurinas. EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs