MENÚ
domingo 16 junio 2019
20:45
Actualizado

Siete de julio, San Fermín

El primer festejo de la Feria del Toro 2018 tendrá lugar mañana jueves. Una feria que «ha renovado el abono en su totalidad», cuenta el presidente de la Casa de Misericordia, José María Marco

  • Imagen de archivo de la Plaza de Toros de Pamplona
    Imagen de archivo de la Plaza de Toros de Pamplona
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de julio de 2018. 18:58h

Comentada
Natalia Rivas.  Madrid. 4/7/2018

San Fermín ya se prepara para los días del año con más trabajo. Sobre todo a la hora de echar su famoso «capotico». A tan solo dos días de escuchar cómo cientos de corredores se encomiendan al santo cada mañana antes de correr por las calles de esta emblemática ciudad, arrancan los festejos taurinos de San Fermín. Una feria de la que ya se predice «un balance muy bueno», tal y como cuenta el presidente de la Casa de Misericordia de Pamplona, José María Marco: «Se ha renovado casi en su totalidad el abono, como otros años, y los carteles son atractivos, combinados de manera que estén al gusto e interés de la ciudad de Pamplona».

Mañana arranca la Feria del Toro 2018 con una novillada, el único festejo con novedades en cuanto a ganaderías se refiere, puesto que «cuando un torero o una ganadería está bien un año, al año siguiente se intenta repetir», asegura Marco. Así, la ganadería local de Pincha será la encargada de inaugurar el San Fermín taurino. Un debut que viene acompañado de Alfonso Cadaval, Toñete y, cerrando cartel, Francisco de Manuel, quien afirma sentir «mucha responsabilidad por ser una feria y una plaza tan importante».

Con el chupinazo vienen los rejones. Pamplona repite a caballo el mismo cartel que la temporada pasada: toros de la ganadería de El Capea para Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y el navarro Pablo Armendáriz.

7 de julio. Las calles de Pamplona se llenan, más aún, de blanco y rojo para escuchar el primer cohete desde la cuesta de San Domingo. Los toros de Puerto de San Lorenzo serán los encargados de inaugurar Estafeta, Mercaderes... esas calles que sin haber visitado ya son conocidas. Paco Ureña y José Garrido, que vuelven a compartir cartel por segundo año consecutivo, harán el paseíllo esta primera tarde de San Fermín junto con Román.

«La vuelta de El Juli, la despedida de Padilla, la aparición puntual de Pepín Liria o el regreso de Cayetano, que causó una magnifica impresión el año pasado» son, añade Marco, otros de los atractivos de la Feria. Pero no todo se queda entre las figuras. Emilio de Justo, Octavio Chacón o Luis Bolívar son algunas de las apuestas que la Casa de Misericordia ha hecho este año, puesto que «son toreros que están en un momento de forma y han estado muy bien en las últimas ferias, sobre todo en Madrid», recalca Marco.

Finalmente, 7 días (que no largos) después, el «pobre de mi» viene de la mano de los Miura y una terna compuesta por tres especialistas en la ganadería como son Rafelillo, Rubén Pinar y Pepe Moral. Pobres de nosotros.

El debate

A pesar de que todos los años es la misma historia, todos los años los festejos taurinos de San Fermín se ponen sobre la mesa. Este año, los encierros sin corridas de toros. En este sentido, es importante hacer hincapié en que «el encierro es dependiente y subordinado de las corridas de toros». Así lo afirma José María Marco, desde la Casa de Misericordia de Pamplona. Algo que ya defendieron todos y cada uno de las ganaderías que conforman los carteles de San Fermín: sus toros no correrían las calles de Pamplona sin ser lidiados en los festejos de la tarde.

«La razón de ser del encierro, su emotividad, su autenticidad, su pureza y lo que hace un espectáculo único es que son precisamente los toros que se van a lidiar a la tarde», continúa Marco. «Si se suprime la corrida, no sé que habrá, qué espectáculo se celebrará ni como se llamará. Pero desde luego no será el encierro de toros de Pamplona. Si lo que quieren es hacer un encierro con toros amansados...», concluye el presidente de la Casa de Misericordia.

Últimas noticias