MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
04:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Traca final

Ponce y Juli salen a hombros tras lidiar una encastada y brava corrida de Domingo Hernández y Garcigrande

  • Enrique Ponce y El Juli, a hombros de la Plaza de Toros de Alicante / David García
    Enrique Ponce y El Juli, a hombros de la Plaza de Toros de Alicante / David García
Alicante.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de junio de 2018. 22:08h

Comentada
Paco Delgado.  Alicante. 24/6/2018

Alicante. Quinta de la Feria de Hogueras. Tres cuartos de entrada.

Se lidiaron cuatro toros de Domingo Hernández y dos, cuarto y quinto, de Garcigrande, bien presentados y de gran juego primero y segundo.

Enrique Ponce, de purísima y oro, aviso, entera cinco descabellos, aviso (ovación); entera, aviso (dos orejas).

El Juli, de tabaco y oro, entera (dos orejas); pinchazo hondo y descabello (ovación).

Cayetano, de azul rey y azabache, pinchazo y estocada (ovación); pinchazo y estocada, aviso (ovación).

Saludaron tras parear al sexto Joselito Ruz y Alberto Zayas.

Se cerró la feria de Hogueras con un festejo de mucho interés y no pocas emociones, en buena medida por el juego dado por los toros de Domingo Hernández y Garcigrande. Una corrida encanta y brava, en los tres tercios, que sirvió d traca final para poner el broche a esta feria de Hogueras.

El Juli, muy en su línea, poderoso y capaz, se convirtió en el primer triunfador de este festejo final tras apurar de cabo a rabo a su gran primero, toro pronto y embestidor, bravo y de gran fijeza, incansable en su acometer y con nobleza y bondad, al que Juli sacó una faena de mucho fondo y gran calado, templadísima, ligada y sin una sola duda. También el quinto peleó bravamente en el caballo, entusiasmando luego El Juli con lo que podría denominarse como una verdadera y completa faena a base de quites: una primera tanda por zapopinas, otra por faroles y largas y hasta una tercera por chiciuelinas. Mucha exigencia para un animal que ya no aguantó el último tercio, haciendo inútiles los esfuerzos de su matador por lucir y sacarle partido.

Tuvo Ponce un primer toro que cumplió una excepcional pelea en varas, empujando primero contra las tablas a caballo y piquero y sacándolos luego a los medios, donde siguió metiendo los riñones y sin ceder en la lucha durante un buen rato. Aún sacó luego casta y bravura para seguir la muleta con fijeza y prontitud, sacando el de Chiva un trasteo solvente y dominador que de haber acabado con celeridad con el estoque hubiese tenido más premio que una ovación.

Enseguida unció al cuarto a su muleta, primero en redondo y luego al natural para, con su proverbial magisterio, exprimir a otro muy buen toro al que si pasaportó con eficacia. El tercero cogió de muy mala manera a Alberto Zayas al banderillear, encogiendo el ánimo a todos. No fue este un animal claro y exigió mucha atención, estando Cayetano firme y seguro en una faena si bien irregular, responsable y valiente. También derrochó voluntad y disposición con el sexto pero no logró acoplarse ni sacar nada en limpio pese al mucho rato que pasó frente a su oponente..

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs