¿Por qué hay que ver “La Voz Senior”

Antena 3 emite el “talent” la noche del miércoles

  • Paulina Rubio con Germa
    Paulina Rubio con Germa
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de mayo de 2019. 19:54h

Comentada
Cecilia García.  Madrid. 22/5/2019

La televisión margina y esconde a la tercera edad o a lo que ya están cerca de formar parte de ese sector de la población. Hay excepciones: su presencia testimonial como público que asiste a un programa -aunque en el caso de “¡Ahora caigo!” Arturo Valls sabe aprovechar la espontaneidad y el descaro de sus venerables ancianos que dan grandes momentos a la audiencia- y Herminia, la eterna abuela de “Cuéntame cómo pasó”. Ha tenido que llegar “La Voz Senior” para ponerlos en su lugar. Sin duda es el programa revelación de la temporada, por inesperado y por la naturalidad de los participantes. Muchos creían, creíamos, que iba a ser una sucesión de coplas, dada la edad de las concursantes. Error, tocan todos los palos: pop, rock, jazz... y sí, también la copla, ¿por qué no? Están en el “talent” porque les sale de los mismísimos y actúan sin presión. No buscan una carrera profesional -aunque sí es verdad que algunos la han tenido- ni un futuro ligado a la música simplemente porque viven, y disfrutan, el presente. Su desparpajo y autoridad moral cala en los “coaches”: David Bisbal, Pablo López, Paulina Rubio y Antonio Orozco, a los que quieren, admiren y respetan pero ante los que no se achantan. Como los niños solo dicen verdades en un mundo como el de la televisión que puede ser tan engañoso. Y es que a los 87 años de edad ya una no se anda con tonterías. Le ocurrió a Germa que, tras no ser seleccionada, y ante la multitud de elogios que recolectó de Bisbal, López, Rubio y Orozco le soltó un zasca a Rubio: “Me has escuchado, me has visto y no me has dicho nada”. “Por eso me siento mal, la verdad es que lo has hecho muy bien”, señaló Paulina para salir del paso. “Pues no se ha notado”, soltó la anciana.. Se quedaron todos muditos bajando la cabeza. Hasta la mexicana se ha bajado de su púlpito y les ofrece sincero cariño.

Luego están las historias personales. No pretenden dar pena, y no la dan, pero cuenta con coraje, especialmente las mujeres como sus padres o sus esposos no las dejaron cantar por lo prejuicios de hace décadas en los que ser cantante era sinónimo de ser una fresca. Eso ya es agua pasada, pero sigue moviendo molino porque ahí están ellas dándole un corte de mangas al destino y teniendo, por fin, su minuto de gloria. Han pisado un escenario y les han visto millones de personas. ¿Qué más pueden pedir? Nada, porque no solicitan más, tan solo saldar cuentas con un destino esquivo que les cercenó una vocación.

“La Voz Senior” más allá de las cualidades vocales y los temas que interpretan es una lección de vida y de lo que ahora se llama resilencia, la capacidad de sobreponerse a los contratiempos sin que se hayan ajado por el odio. En estos tiempos tan epidérmicos, en el que numerosos famosos, y los que no lo son, empeñan en rejuvecerse artificialmente hasta lucir unos labios como longanizas, también demuestran que la arruga, como decía Alfonso Domínguez, siempre es bella si se lleva con dignidad y autenticidad. Y esta panda sí lo son. Ahora mismo no hay un programa en la parrilla televisiva que transmita más verdad.

Últimas noticias