Ocio

Sabina y Fernando León de Aranoa unen sus fuerzas en un documental

Sabina con Fernando León de Aranoa
Sabina con Fernando León de Aranoa

Tras anunciar una serie dramática sobre Sabina, Fernando León de Aranoa, director de filmes como “Los lunes al sol” (2002) y “Loving Pablo” (2017), producirá y dirigirá un documental sobre el cantautor cuyo estrenó está previsto para 2020.

Tras anunciar una serie dramática sobre Sabina, Fernando León de Aranoa, director de filmes como “Los lunes al sol” (2002) y “Loving Pablo” (2017), producirá y dirigirá un documental sobre el cantautor cuyo estrenó está previsto para 2020. León de Aranoa también está en conversaciones para unirse al equipo de la serie original. El proyecto lo lideran Endemol Shine Bloomdog, BTF Media y Sony Music, a los que se ha unido Reposado Producciones, propiedad del director.

“A veces la vida te hace muchos regalos y que Fernando se uniese al proyecto es uno de ellos. Es una experiencia fantástica poder disfrutar al ver a ambos artistas cómo trabajan juntos”, ha afirmado Oriol Uría, el CEO de BTF Media España. Desde Sony Music España, Sergi Reitg avanza una nueva línea de negocio que ya se está cristalizando. “Desde que asumí el desafío de lanzar el área de contenido “premium” para Sony Music España, el objetivo principal era desarrollar, entre otras cosas, películas biográficas de artistas de primer nivel con un enfoque internacional, en especial para el público hispanohablante”. También estoy muy contento porque tanto Joaquín como su entorno se han implicado en los proyectos, lo que es un privilegio”.

La vida de Sabina ha estado plagada de turbulencias emocionales: el amor al límite, todo tipo de excesos, amistades de la noche que no eran precisamente las mejores compañías. Como consecuencia de vivir una existencia sin cortapisas sufrió un derrame cerebral. Tras recuperarse, pasó una severa depresión y en los últimos años se ha retirado del escenario en varios conciertos. El último, en Madrid en junio del pasado año, porque se quedó “mudo”. Otra vez fue víctima de pánico escénico, que él lo definió como “me ha dado un Pastora Soler”, en referencia a lo que también le ocurrió a la artista.