Craviotto: «Cociné mi menú ganador hasta once veces en cinco días»

El piragüista vencedor de «Masterchef Celebrity II» donó los 75.000 euros a la Fundación Aladina.

  • Craviotto: «Cociné mi menú ganador hasta once veces en cinco días»

Tiempo de lectura 2 min.

23 de noviembre de 2017. 02:50h

Comentada
22/11/2017

Un joven atractivo, educado pero sobre todo disciplinado debido a su profesión o, mejor dicho, a sus profesiones, piragüista multicampeón y policía, subió el martes a lo más alto del podio de la segunda edición de «Masterchef Celebrity» y se llevó el oro. «No me lo esperaba. Si me lo hubiera dicho antes de entrar, me habría reído», comenta el ganador a LA RAZÓN.

Saúl Craviotto se alzó con el título en la final ante la actriz y humorista Silvia Abril gracias a un menú que describía el sentimiento de afecto que tiene hacia sus dos tierras. A Lérida, su tierra natal, le dedicó el primer plato, pez rey con «pa amb tomàquet»; el segundo, becada con manzana y ñoqui de maíz, lo realizó en honor al lugar en el que reside con su familia, Asturias. Pero no fueron las únicas ciudades en las que se inspiró para lograr el triunfo. También se acordó de Río de Janeiro, lugar donde ganó su segunda medalla de oro, haciendo un postre con crema de frutas de la pasión y albaricoque, quenelle de helado de mango y un árbol de chocolate que plasmaba la alegría de aquel país que le recibió con los brazos abiertos. El nuevo Masterchef contaba con una ventaja frente a Silvia, ganó la primera prueba y pasó directamente a la final sin tener que cocinar para los hermanos Roca, prueba de la que la humorista salió victoriosa frente a José Corbacho y Patricia Fernández.

La final se vivió con mucha tensión, tanta que según cuenta Craviotto «ninguno de los dos sabía qué estaba cocinando el otro. Cada uno estaba inmerso en su menú». Para prepararse para el último programa de la edición, Craviotto explica que «llegué a cocinar mi menú hasta once veces en cinco días. Tenía todo ya cuadriculado en mi cabeza, ensayé muchísimo y tenía los ingredientes clarísimos, todavía me acuerdo que eran 46 ingredientes entre primero, segundo y postre. Lo tenía interiorizado y los pasos indicados».

Todos sus compañeros le definen como el mejor ejemplo de constancia y trabajo y él lo agradece, y cuenta que del programa, además de la experiencia culinaria, sobre todo «me quedo con la amistad, el compañerismo y las emociones que me han hecho vivir». Aunque no todo fue así desde un principio. «El primer día de grabación me sentía un poco raro, sabía que ese no era mi mundo, me veía muy diferente». Y es que en esta edición la participación de humoristas fue mayoritaria y era su primera vez en el mundo de la televisión. «Estaba muy nervioso».

Para coger confianza asistió a las clases del programa y en su tiempo libre se escapaba a cocinar junto a Marcos Morán, del restaurante Casa Gerardo, en Prendes (Asturias), con una estrella Michelín.

Martín Berasategui y Quique Dacosta fueron los invitados de honor del broche final a esta edición del «talent show» formando parte del jurado en la cata final. Ambos estuvieron de acuerdo en que el menú de Craviotto era digno de un cocinero con estrella Michelin.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs