«Big Little Lies»: Secretos y demasiadas mentiras

Antena 3 estrena hoy, a partir de las 22:40 horas en abierto, la miniserie original de HBO, producida y protagonizada por Nicole Kidman y Reese Witherspoon

De izda. a dcha. Nicole Kidman, Shailene Woodley y Reese Witherspoon / HBO
De izda. a dcha. Nicole Kidman, Shailene Woodley y Reese Witherspoon / HBO

Antena 3 estrena hoy, a partir de las 22:40 horas en abierto, la miniserie original de HBO, producida y protagonizada por Nicole Kidman y Reese Witherspoon.

La impostura se ha convertido en un estilo de vida. Se demuestra en «Big Little Lies», la miniserie estadounidense en la que un hecho inesperado altera un ecosistema social que se obstina en maquillar la realidad. Sin embargo, no hace falta rascar mucho para que salgan vetas de podredumbre. Las inseguridades y los complejos se van entretejiendo hasta crear relaciones tóxicas, porque, en el fondo, las protagonistas son unas frustradas que viven sus vidas a través de las de sus hijos.

La ficción creada y escrita por David E. Kelley («La ley de Los Ángeles» y «Ally McBeal») también está producida por él y dos de sus protagonistas: Reese Witherspoon (ganadora de un Oscar por «En la cuerda floja», 2005) y Nicole Kidman (que obtuvo su correspondiente estatuilla por encarnar a Virginia Woolf en «Las horas», 2002).

Ambientada en el idílico pueblo de Monterrey, antes de que todo salte por los aires, la cotidianeidad, de puro normal, puede parecer hasta sosa. Witherspoon es Madeleine, una mujer cuyas buenas intenciones son directamente proporcionales a su torpeza para ejecutarlas. Kidman (Celeste) es un radar para las envidias porque tiene unos gemelos, es rica y su esposo es para enmarcar (o eso parece). Shailene Woodley (Jane) es la recién llegada a la que le cuesta encontrar acomodo en esta jerarquía social y Laura Dern encarna a Renata, muy activista en su lucha contra el «bullying». Su placentera existencia se tambalea cuando se perpetra un asesinato durante una fiesta benéfica. Junto a ellas, y no menos importantes, están sus esposos con sus propias taras emocionales e intentando reubicarse en un universo femenino que, en ocasiones, no entienden y ante el que toman dos posturas: o sacar a pasear el gallo autoritario o irse empequeñeciendo poco a poco.

Desde su estreno, «Big Little Lies» tuvo excelente críticas. En la página web Rotten Tomatoes logró un 93 por ciento de opiniones positivas. Emily Nussbaum, de «The Yorker», escribió que «generosa con sus personajes, incluso con aquellos que comienzan como clichés, la serie se convierte en una reflexión sobre el trauma y, en sus mejores momentos, hace observaciones arriesgadas, especialmente sobre la dinámica del abuso doméstico». Incluso alguno cayó en la tentación de compararla con «Mujeres desesperadas», pero únicamente para añadir que tenía más enjundia.

Numerosos galardones

Los premios no tardaron en llegar. En los Emmy de 2017 obtuvo 16 nominaciones y 8 galardones, entre ellos el de mejor serie limitada, mejor actriz principal (Nicole Kidman), mejor actor principal (Alexander Skarsgård) y actriz secundaria (Laura Dern). En su discurso, la protagonista de «Moulin Rouge» (2001), afirmó: «Hemos puesto el foco en la violencia doméstica. Es una enfermedad complicada e insidiosa. Está mucho más presente de lo que nos permitimos creer. Está llena de vergüenza y secretismo y al reconocerme con este premio, el foco se hace todavía más grande. Así que gracias». En los Globos de Oro consiguió otros cuatro galardones: miniserie, intérprete femenina principal (Nicole Kidman), actor masculino principal (Alexander Skarsgård) y actriz secundaria (Laura Dern).

La emisión de «Big Little Lies» en abierto a partir de las 22:40 horas en Antena 3 se verá las caras con el tercer capítulo de «Señoras del (H)ampa», que perdió cinco puntos en su segunda entrega y se dejó por el camino a 850.000 espectadores.