• 1

Turquía, el Bollywood de las series

Sus ficciones se exportan a más de 100 países e Iberoamérica es su principal comprador, mientras que en España, en el canal de TDT Nova, de Atresmedia, «Fatmagül» es un éxito.

  • «Fatmagül», que emite Nova, se convirtió en la ficción más vista en Chile en la temporada 2014-2015
    «Fatmagül», que emite Nova, se convirtió en la ficción más vista en Chile en la temporada 2014-2015
true
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2018. 08:22h

Comentada
Cecilia García Madrid. 16/4/2018

Antes, las ficciones turcas eran una excentricidad, un producto barato con el que rellenar las horas menos rentables de las parrillas televisivas. Sin embargo, en pocos años Turquía se ha convertido en uno de los mayores exportadores de series –que se mueven en parámetros argumentales cercanos a las telenovelas– y su acogida fuera de sus fronteras es formidable. Hace diez años, las cadenas y productoras del país facturaban por ventas casi 89 millones de euros; en 2016, la cifra ascendió a 250 millones. Lo lógico es pensar que tienen entre sus vecinos árabes a sus mejores clientes. Error, es en Iberoamérica donde tienen una gran acogida, hasta el punto de que en el pasado MIPTV de Cannes, la feria más importante de contenidos televisivos, Kanal D, el grupo mediático más importante de Turquía, anunció el lanzamiento de un canal de pago para la región.

España no es ajena a este fenómeno que no hay que menospreciar. «Fatmagül», que emite Nova, el canal de TDT de Atresmedia, de lunes a viernes a las 21:30 horas, promedia un 3,9 por ciento de cuota de pantalla y 720.000 espectadores. El 19 de febrero fue lo más visto entre la oferta de las temáticas, con un 4,4 de «share» y 847.000 fieles, y el 26 del mismo mes su capítulo fue el más visto en la historia de la TDT con 926.000 seguidores. A lo largo de 80 episodios «Fatmagül» cuenta la historia de amor de una mujer que ha sido víctima de una violación. ¿En qué radica su éxito? Desde un punto de vista técnico, a diferencia de las telenovelas, no se rueda en plató. «Tienen un presupuesto muy superior y se filma en exteriores. Además, se nota que los guiones están muy trabajados: hay una trama principal y numerosas subtramas que van fidelizando a los espectadores», afirma Charo Calvo, ejecutiva de programación de Atresmedia. Pero hay más factores que hay que tener en cuenta: «El exotismo, está rodada en Estambul, y también que, por voluntad de los productores turcos, transmite una visión moderna del país, alejada de estereotipos. Aunque políticamente es correcta, aborda la violación, un tema que todavía es tabú en muchas sociedades».

Mucho más que una moda

En el MIPTV, el grupo de San Sebastián de los Reyes anunció la compra de los derechos de emisión para España de otras dos series turcas. A lo largo de 180 capítulos, «Kara Para Ask» condimenta la historia romántica, que nunca debe faltar, con una intriga policiaca. La ficción ha sido distribuida a más de 130 países desde Estados Unidos pasando por Argentina, Chile, Bolivia y Colombia. «En Nova tenemos claro que es una tendencia que ha llegado para quedarse», manifiesta José Antonio Antón, director de programación y canales complementarios de Atresmedia TV. «Ezel» se centra en un joven con ansias de vengarse después de la traición de su novia y de sus amigos.

Para Calvo los ingredientes que diferencian estas series de otras es que «las iberoamericanas son muy maniqueas. O los personajes son muy buenos o muy malos. En las turcas hay un equilibrio mayor, plantean dilemas éticos más que amorosos y establecen una complicidad con el espectador planteándoles qué harían ellos si estuviesen en esa situación».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs