• 1

TVE decepciona con la entrevista a Pedro Sánchez

Poco más de 2,2 millones de espectadores siguieron la emisión en La 1 que fue criticada por el fondo y las formas

  • TVE decepciona con la entrevista a Pedro Sánchez

Tiempo de lectura 2 min.

19 de junio de 2018. 14:07h

Comentada
larazon.es.  19/6/2018

Decepcionante. Así ha sido calificada por muchos espectadores la primera entrevista en televisión de Pedro Sánchez como presidente del gobierno; y eso que el dirigente socialista dejó varios titulares.

El problema es que los espectadores no compraron ni el tono de la entrevista, ni el tipo de preguntas ni la puesta en escena, tal y como se puede deducir de los muchos comentarios en redes sociales que se produjeron durante la emisión y de la audiencia cosechada.

La entrevista fue seguida en La 1 por una media de 2.263.000 espectadores (13,3%), situándose por debajo de ‘El hormiguero’ (Antena 3) que a esa misma hora recibía la visita de Patricia Montero, congregando a una media de casi 200.000 espectadores más (14,2% de cuota). El programa de Pablo Motos fue líder absoluto de su franja, sin notar en lo más mínimo la excepcional emisión de TVE.

Para maquillar las cifras, TVE también emitió simultáneamente la entrevista en el Canal 24 Horas, obteniendo esta emisión 317.000 espectadores. Es decir, que la primera entrevista televisiva a Pedro Sánchez como presidente del gobierno superó por poco los 2,5 millones.

¿POR QUÉ NO FUNCIONÓ EN AUDIENCIA?

Al margen del interés que pueda despertar el nuevo presidente, lo que muchos espectadores –y críticos de televisión- han puesto de relieve es la fallida puesta en escena. La entrevista no funcionó ni en el fondo (en ningún momento se puso en aprietos al nuevo presidente) ni en las formas.

La escenografía elegida, dentro del Palacio de la Moncloa, fue viejuna, propia de otra época. Hubo quien rescató una reciente entrevista a Macron, realizada en el mes de abril, en la que el presidente francés aparecía con un indudable aspecto de jefe de Estado, sentando en una mesa delante de sus dos entrevistadores y con la Torre Eiffel de fondo.

Mientras, en la entrevista de este lunes en TVE, Pedro Sánchez aparecía sentado en una silla junto a sus dos entrevistadores (Ana Blanco y Sergio Martín) que estaban sentados en otras dos sillas, con una alfombra bajo sus pies como si de una reunión de vecinos se tratase. La realización, tampoco ayudó, dejando ver al fondo hasta los muebles del jardín.

El espectador de la entrevista no vio ni un elemento escenográfico que le recordase que esa emisión estaba ocurriendo en 2018 y no 20 años antes. Ni un triste juego de luces o pantalla de plasma. Ni un solo elemento iconográfico. Solo alfombras, tapices, columnas y mobiliario victoriano.

Una emisión cuyo envoltorio no es, en absoluto, atractivo jamás podrá atraer la atención de unos espectadores que en su mano tienen un sinfín de opciones en la que es la franja más peleada del día. Por eso, la entrevista a Pedro Sánchez en TVE ha sido una decepción.

Últimas noticias