Juego de cervezas

Raúl Arévalo presenta «La vida nuestra», el cortometraje que ha rodado para la campaña veraniega de Estrella Damm, y que cuenta con el protagonismo del estadounidense Peter Dinklage.

Peter Dinklage y Raúl Arévalo, ayer en Barcelona en la presentación

Raúl Arévalo presenta «La vida nuestra», el cortometraje que ha rodado para la campaña veraniega de Estrella Damm, y que cuenta con el protagonismo del estadounidense Peter Dinklage.

N o vamos a encontrar escenarios fantásticos, ni seres imaginarios adaptados de los libros del escritor George R. R. Martin. Pero lo que sí tienen en común «Juego de Tronos» y el nuevo anuncio veraniego de Estrella Damm es contar con el protagonismo de Peter Dinklage. El actor fue ayer, en Barcelona, una de las estrellas en la presentación del cortometraje que ha dirigido Raúl Arévalo y que cuenta también en su reparto con Álvaro Cervantes, Ingrid García-Jonsson y Marcel Borràs.

La antigua fábrica Estrella Damm fue ayer el escenario en el que se presentó «La vida nuestra», esta pieza de Arévalo, muy alejada en sus tonos y sus formas con «Tarde para la ira», la película con la que debutó con éxito tras la cámara. El realizador nos cuenta la historia de un joven, encarnado por Álvaro Cervantes, que debe reencontrarse con el pasado que dejó en un pueblo Mediterráneo, concretamente en Sitges. Al volver se dará cuenta que las cosas han cambiado desde que rompió con su chica (Ingrid García-Jonsson) y que su mejor amigo (Marcel Borràs) le oculta un secreto. Alguien le ayudará a reconciliar pasado y presente, uno de sus personajes favoritos de ficción: un televisivo detective de Los Ángeles, amante de meterse en líos y de buscar soluciones. Él es, evidentemente, Peter Dinklage.

El actor estadounidense aseguró que estaba encantado con participar en «La vida nuestra» porque «como actor me gusta hacer cosas diferentes, pasando de una a otra. Esta fue una magnífica oportunidad para poder venir a trabajar a Barcelona, así como para rodar un proyecto interesante, con calidad y mi respuesta fue sí enseguida. Conocía otros cortos realizados por Estrella Damm y creo que podrían servir de modelo para los formatos publicitarios en Estados Unidos. Para un actor es una propuesta muy atractiva el poder estar en un proyecto que te permite rodearte de tanto talento».

En este sentido, Dinklage no ocultó que también le ha resultado divertido poderse meter en la piel de un personaje que bebe tanto. A la estrella de «Juego de Tronos» le preguntaron cuántas cervezas bebió durante el rodaje, a lo que contestó cómicamente con otra cuestión: «¿La pregunta se refiere durante o después del rodaje? Es que bebíamos mucho, pero, por desgracia, durante la filmación no era real porque eran muchas muchas horas y se nos hubiera subido a la cabeza. Ahora bien, después del rodaje... No lo recuerdo. Tal vez entre 30 y 60», dijo entre risas.

Por su parte, Raúl Arévalo habló de su trabajo como director de este cortometraje. «Sabía que lo habían dirigido gente importante en otras ocasiones. He querido disfrutar del proceso y soñar lo que se vería en la pantalla», comentó el realizador. La excelente labor de Arévalo se constata en su intención de «dar un paso más y que esto fuera más como una película. Se me ha dado mucho libertad para poder filmar», aseguró en un encuentro que reunió a casi 300 periodistas.

La política también se coló en este acto y alguien quiso preguntar a Dinklage por la situación en Cataluña aprovechando su papel de consejero político en «Juego de Tronos». El actor se negó a hablar de política en países con los que no está familiarizado «para no crear malos entendidos». Lo que sí añadió, aunque sin citar su nombre, es que se siente «profundamente avergonzado» por la labor de Donald Trump.