• 1

10 apuntes para disfrutar de Formentera

  • Faro de La Mola.
    Faro de La Mola. / Mookoala
  • Hotel 'boutique' Es Marès
    Hotel 'boutique' Es Marès

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2014. 19:02h

Comentada
Nuria Cortés.  7/7/2014

Tan sólo doce millas de navegación separan los puertos de Ibiza y Formentera, una frontera que ha marcado la diferencia de carácter entre las dos islas Pitiusas. La menor de las Baleares presume de arenales vírgenes, aguas turquesas, ritmos tranquilos y reducidas dimensiones, un verdadero refugio estival que enamora a primera vista. Te damos una decena de pistas por si te animas a descubrir nuestro paraíso más cercano.

1. El paseo. Casi una veintena de rutas verdes recorren la isla sin apenas pendientes y con recorridos accesibles para todos. Una de las favoritas entre los ciclistas es la que conduce desde Sant Ferrán a La Mola (26 kilómetros ida y vuelta), mientras que el corto Camí de Ses Illetes es de los más transitados a pie.

2. La puesta de sol. Las playas de Migjorn e Illetes no se vacían al caer el sol, más bien al contrario. Beso Beach, Blue Bar, El Pirata Bus o 10.7 son algunos de los chiringuitos más populares para disfrutar del atardecer. El Mirador, en la subida hacia El Pilar de la Mola, y el faro del Cap de Barbaria son otros de los rincones a los que acudir para disfrutar de las últimas luces del día.

3. El souvenir. Las tardes del miércoles y el domingo se organiza en El Pilar de la Mola un mercado de artesanía donde no se encuentra nada hecho en China. Todo lo que se vende en sus puestos es original y ha sido realizado por el artesano del puesto.

4. La paella. Una de las mejores direcciones donde disfrutar de una buena paella marinera es Can Rafalet, un restaurante de los de toda la vida que pertenece al hostal del mismo nombre situado en Es Caló. Es un local muy popular entre los isleños y su terraza al borde del mar es muy agradable.

5. La playa. Cuando uno piensa en Formentera inmediatamente le viene a la cabeza la imagen de sus playas vírgenes de fina arena y aguas color turquesa. De la buena conservación de las mismas tienen mérito los propios formanterenses, pero su belleza se debe a la posidonia, una planta marina que oxigena las aguas y protege a la costa de la erosión del oleaje. La playa de Illetes es la más conocida de la isla, aunque los locales se dejan ver más por la de Migjorn.

6. El paisaje. Las higueras, las sabinas y los almendros protagonizan el hermoso paisaje austero de Formentera, en cuyos caminos asoman también sus características paredes de piedra seca y sus molinos. Los ataques berberiscos marcó la arquitectura isleña, como queda patente en sus iglesias, concebidas como pequeños bastiones, siendo la mejor prueba de ello el templo de Sant Francesc Xavier.

7. La copa. Ya son varias las décadas que el chiringuito Blue Bar lleva abierto en la playa de Migjorn, lo que le ha convertido no sólo en un clásico de la isla sino también en una parada imprescindible a la hora del atardecer. Su ambiente es relajado y plena temporada a la hora de la cena está a tope. De copa en copa uno puede llegar a las 4 de la mañana.

8. La foto. Hay un rincón de la isla por el que todo viajero español pregunta. ¿Cuál es el faro de Lucía y el sexo? La respuesta es sencilla: el situado en Cap de Barbaria. Una vez hecha la foto de rigor, quedan otros faros que alcanzar en esta pequeña isla: el del puerto de La Savina y el de La Mola, que aparece en Hector Servadac, una novela de Julio Verne.

9. El alojamiento. Si Formentera es aún uno de los últimos paraísos del Mediterráneo se debe, entre otras razones, a la contención que ha tenido en lo referente a la oferta de alojamientos. Pero eso no le priva de contar con exquisitas propuestas de alto nivel, como el hotel boutique Es Marès, o con establecimientos sostenibles a pie de playa y rodeados de dunas, como los bungalows y estudios de Las Dunas Playa.

10. La cena. Formentera es un destino favorito entre los italianos, lo que ha hecho que se puedan encontrar en la isla excelentes restaurantes especializados en la cocina del país vecino. Una de las mejores direcciones es La Luna (Tel. 971.321.585), localizado en el puerto deportivo de La Savina. Su soufflé de berenjena y los paccheri a la siciliana son dos de sus propuestas más exitosas.

El Bonus: Hasta el 30 de septiembre la naviera Balearia ofrece una conexión diaria entre los puertos de Formentera y Denia (Valencia), un trayecto directo de dos horas y media de duración. Desde el puerto de Ibiza, numerosas conexiones diarias son ofrecidas por Balearia y Trasmapi.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs