Viajes

Inconmensurable. Por primera vez en la historia, Canova y Thorvaldsen se dan la mano en Milán

En la excepcional muestra “El nacimiento de la escultura moderna” caminan juntos por vez primera

Por primera vez estos dos grandes escultores llamados “padres de la escultura moderna”, caminan juntos en una muestra.

Publicidad

Los dos se encontraron originalmente en Roma y en esta majestuosa ciudad que desprende pasiones y sentimientos profundos, desarrollaron buena parte de su carrera.

Sus piezas representan en el imaginario, la encarnación de temas universales como la vida, el corto tramo de la juventud, el encanto de la belleza, la adulación y las desilusiones amorosas.

Canova fue un artista revolucionario, creó esculturas superiores a otros de la época superando lo antiguo. Thorvaldsen, siempre con los ojos puestos en su rival, quiso crear obras más severas y austeras, con su estilo nórdico.

Fundaron grandes estudios con dimensiones enormes con talleres complejos, tenían numerosos colaboradores y estudiantes.

Publicidad

Con las innovaciones de Canova y utilizadas en gran escala por Thorvaldsen, crearon modelos en yeso antes de esculpir el mármol adquiriendo así la libertad de expresar su propia poética en cada pieza.

Más de ciento sesenta obras divididas en diez y siete secciones, intenta documentar la extraordinaria complejidad de las creaciones de los dos grandes artistas.

Publicidad

Las secciones en donde están expuestas ostentan nombres tan atrayentes entre otros como La Gloria de Canova, La primacia de la escultura y la celebración del genio, Retratos en escena reuniendo retratos con carácter festivo, La Gloria de Thorvaldsen

La sección dedicada a los retratos, con obras atribuidas a los dos escultores, testimonian un fenómeno que por su cantidad y calidad no hay nada igual a lo largo de la historia del arte.

No podía faltar, en la imponente sala central de la Galleria d’Italia, Las Gracias y la danza. Dos grupos de esculturas de mármol en donde los dos expresaron mejor, el ideal de la belleza. Muchas de las piezas han viajado desde el Museo Ermitage de San Petesburgo y el Museo Thorvalden, para dejar a los visitantes definitivamente emocionados. Entre otros museos que se han unido a esta extraordinaria exposición, se encuentran también el Museo del Prado con la aportación de dos piezas que se exhiben en la muestra.

Desde julio de este año y hasta el 13 de octubre de 2022 continuarán las celebrazioni canoviane, fecha en la que se cumplen dos siglos de la muerte del artista, pero esta muestra es única.

Canova y Thorvaldsen, fueron amigos y rivales

Los años en que estos dos grandes artistas de la edad neoclásica y romántica fueron de 1757 hasta 1844 en la que murió Bertel Thorvaldsen. Ambos crearon esculturas inmortales.

Publicidad

Sus obras desprenden sólo emociones, no dejan frio a nadie, son de una belleza extrema, no hay una pieza que aburra.

Desde el momento de asomarse al patio central de este espectacular palacio y hasta el último pasillo, no deja uno de sentirse rodeado de belleza, de estética, de arte.

Con sus autorretratos te reciben al inicio de la muestra para llevarte después por el paso de ambos por Roma, a continuación, sorprende el espacio La gloria di Canova con una monumental escultura en la que no aparece vestido sino semidesnudo con un cuerpo atlético. Si nos saltamos a la sexta sección, allí encontramos la obra de Thorvaldsen y su monumental pieza con la que se convirtió extraordinariamente popular alimentando el mito del artista que venia del norte de Italia, su Dinamarca de origen.

Fecha: Hasta el 15 de Marzo de 2020

Sede: Gallerie d’Italia - Piazza Scala - Piazza della Scala, 6 Milano

Horarios de las 9.30 a las 19.30 (jueves cierran a las 22:30) – Cerrado los lunes.

Precio: 10 € - menores de 18 años gratis y

Entrada libre cada domingo de mes y menores de 18 años

#canovamilano

Milán: NO SÓLO MODA

Milán no es sólo moda, Milán se ha convertido después de la Expo en un pedazo de ciudad internacional, con movida incluida.

En Italia se suele uno quedar con la belleza inmensa de Roma, con la calidez de Nápoles, en Milán se piensa siempre después, pero se comete un error. Esta ciudad está revolucionada y de qué manera.

“Es una ciudad con mucha historia, además de la catedral, hay infinidad de museos, de muestras…es una ciudad viva, de día y de noche” así lo confirma en un perfecto español, el coordinador de la Galleria d’Italia Giovanni Morale, que ha disfrutado lo que es el día a día de una ciudad que no para como Barcelona, en donde vivió. A Giovanni se le nota, cuando lo cuenta, lo que disfrutó en la Ciudad Condal, le enseñó a ver el día a día de una ciudad de otra manera. Ahora, en Milán, él mismo es parte activa del desarrollo social y cultural de su ciudad.

La Galleria d’Italia

La plaza del Duomo de Milán, deja atónito hasta al menos sensible, pero si se caminan sólo siete minutos por la Galería Víctor Manuel II, se llega a la otra plaza más importante de la ciudad, la Piazza della Scala. Pero no sólo está allí el teatro en donde se desarrollan muchas de las mejores interpretaciones operísticas del mundo, lo es también, el edificio que alberga el ayuntamiento de la ciudad y allí, de frente, tres palacios, en donde hasta hace poco tiempo era la sede del banco Intesa San Paolo. Sí, tres palacios con una historia riquísima por fuera y ahora también por dentro.