Oasys MiniHollywood, el spaghetti western convertido en espectáculo

El parque temático más divertido de Almería abrió sus puertas al público durante la década de los ochenta, y desde entonces no ha dejado de reinventarse. Espectáculos cargados de adrenalina, misteriosos animales africanos y buen comer se juntan para ofrecernos una experiencia de lo más salvaje.

Una oda a los tipos duros

¿Cuántos días aguantaríamos vivos en el salvaje oeste? Quizás una semana, puede que menos. Un paso en falso puede terminar en tragedia si pisamos una serpiente, molestamos al jefe indio o tardamos demasiado en apartar la mirada al cruzarnos con un bandolero. No, no debía ser sencillo sobrevivir, ni siquiera para un fanático del cine Western como nosotros. Sin embargo existe la opción de probar suerte, comprobar en nuestras propias carnes cómo sería caminar con las espuelas manchadas por sus caminos de polvo, nada menos que en el desierto de Tabernas (Almería). Aquí, en el único desierto de Europa, se alza un divertido parque temático del oeste americano, llamado por sus creadores Oasys MiniHollywood.

Todo entusiasma del spaghetti western sabe que en el desierto de Almería se rodaron algunas de las películas más icónicas del género que hizo rey al director Sergio Leone. Clint Eastwood, Lee Van Cleef, Eli Wallach y Gian Maria Volonté son solo algunas de las estrellas que aprendieron a fumar a lo tipo duro bajo el sol abrasador del sur español, y ahora tenemos la oportunidad de ser tan duros como ellos. Y si vamos con los niños, podremos demostrarles que hace falta pensárselo dos veces antes de meterse con papá y mamá en el terreno más inestable de la historia estadounidense.

No es país para viejos

Bajo el atento ojo de la ley se celebran dos espectáculos imperdibles para el visitante, un show del oeste con tiroteo incluido y un gracioso baile de cancán en el Salón The Yellow Rose, entremezclando música, acción y misterio en apenas unas horas. Pero en Oasys MiniHollywood hay más que cazarrecompensas y forajidos. Aquí se han grabado muchas películas que luego han pasado a la historia del cine, tales como Indiana Jones y la última cruzada o Lawrence de Arabia, y el parque cuenta con una amplia colección de 150 piezas de atrezo en su museo del cine. Es recomendable visitarlo para conocer las primeras cámaras que se usaron en el cine mudo y apreciar los más de 200 póster de películas western que guarda.

Pasear por MiniHollywood es una extraña experiencia. Cruzándose con los trabajadores del parque vestidos con los chalecos y botas de la época, encontramos alegres millenial calzando camisas de flores y bermudas, el revólver colgado al cinto y un sombrero de ala ancha cubriéndoles los ojos. Los trabajadores galopan de arriba abajo en busca de criminales o bancos por robar, mientras tanto los millenial buscan la piscina. Sí, aquí también hay piscina, tienen buen puñado de ellas. No iba a ser todo sufrir. Aunque habrá que tener cuidado con los 250 cactus que se dispersan en su jardín de cactus, no vaya a clavársenos una espina a través de las chanclas…

La Sabana

Si las aventuras del oeste no son del gusto de todos, el parque cuenta también con un impresionante zoológico en el que se reproducen tres hábitats diferentes, muy bien logrados para el gusto de los animales: la Sabana, el valle del Okavango y algo parecido a los oasis del desierto. Saltamos bruscamente del crudo siglo XVIII al África más profunda, sin quitarnos las chanclas ni el cinto del revólver. Es bonito saber que colaboran muy estrechamente con los EEP (Programas Europeos de Especies Amenazadas) y el bienestar de los animales es prioridad para los responsables del parque. Hipopótamos, facocheros, hienas y cocodrilos viven aquí unas vacaciones eternas, ignorantes de los peligros que ocurren en el Saloon.

En la sala de inmersión 360º, los visitantes pueden disfrutar de un día en la sabana, un recorrido virtual que admite la posibilidad de interactuar con los animales africanos de una forma segura y responsable para ambas partes.

Tienen las costillas más salvajes

En Oasys MiniHollywood encontramos el parque temático más original de España, tan polifacético que realmente confunde a uno con la ciudad original, un pequeño mundo de naturaleza humana y animal. ¿El precio para tan salvaje aventura? 35€ para los adultos y 22€ para los niños, con buffet de maravillosas carnes al estilo western incluido. Así de simple, la aventura está servida en el salvaje Oasys MiniHollywood.