Ocho cuentas en Instagram que todo fotógrafo de viajes debería seguir

Ahora que la tecnología permite tener al alcance de la mano las mejores imágenes, las obras de los grandes fotógrafos que nos enseñan las dos caras de la moneda, no deben pasar desapercibidas. Estas son sus cuentas en Instagram y sus apasionantes historias de vida.

Ocho cuentas imprescindibles para entender el arte de la fotografía.
Ocho cuentas imprescindibles para entender el arte de la fotografía.

Steve McCurry

Este fotógrafo estadounidense alcanzó la fama tras ser uno de los primeros reporteros en cubrir la guerra afgano-soviética, y su fotografía de La niña afgana hizo historia al ser portada de National Geographic en junio de 1985. No fue sencillo para el pensilvano entrar en Afganistán durante el conflicto: temeroso de que le detuviesen por ser reportero, cosió sus carretes entre la ropa para cruzar la frontera. Cruzó la frontera y comenzó su historia. Desde entonces ha cubierto la guerra del Golfo, el conflicto camboyano, las guerras yugoslavas y los combates entre Irán e Irak, entre muchas otros. En la actualidad está asentado en Nueva York y ofrece cursos de fotografía, además de haber dirigido su estilo al retrato por países de todo el mundo.

Trần Tuấn Việt

Este joven fotógrafo vietnamita nacido en 1983 es una de mayores promesas de la fotografía de viajes en la actualidad. Su estilo marcado por vibrantes colores, saturados, juegan muy acertadamente con las nuevas tecnologías, otorgándoles una gran visibilidad en las redes sociales. Perteneciente a la comunidad de National Geographic desde 2015, su estilo pasa por excelentes fotografías en movimiento del día a día de las comunidades asiáticas y numerosos planos cenitales atrapados con un tacto exquisito. Además de sus trabajos en solitario, también organiza cursos y tours fotográficos en su país natal, Vietnam.

Paul Nicklen

Este biólogo marino canadiense probablemente sea uno de los mejores fotógrafos de naturaleza que podamos encontrar. Su trabajo se centra principalmente en la fauna de los extremos polares, y su lucha constante por la protección de especies en peligro de extinción le ha llevado a crear la organización SeaLegacy, cuyo objetivo principal es la conservación de los océanos a partir de la narrativa audiovisual. Fue mundialmente conocido por una curiosa historia que vivió con una foca leopardo. Durante uno de sus viajes documentando a estos feroces animales, una foca leopardo comenzó a traerle pingüinos muertos para que los comiera. Nicklen declaró más tarde que la foca debió verlo como un depredador inútil en el océano, y temió que el humano muriese de hambre. Un tierno gesto que le valió alguna que otra foto como la que se muestra a continuación.

John Stanmeyer

La fotografía posee grandes poderes que se deben manejar con responsabilidad, y una imagen de John Stanmeyer ciertamente posee voz propia. Sus primeros pasos detrás de la cámara los dio en África y la India como corresponsal del Tampa Tribune (Florida) pero pronto decidió dejarlo de lado y trabajar por libre en Asia y Oriente Medio. Sus extravagantes fotografías lo han convertido en una eminencia del mundo audiovisual, y él las ha utilizado para abogar por el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. Además, en el año 2016 comenzó un bonito programa llamado Bridging Stories, en el que se anima a jóvenes turcos y armenios a tomar fotografías de sus vidas diarias, para promover la reconciliación entre ambos pueblos.

Jimmy Chin

Este fotógrafo estadounidense de padres chinos parece tenerlo todo. Escalador, fotógrafo, filántropo y ganador de un Oscar de la Academia por su documental de escalada Free Solo. En sus fotografías resume a la perfección el arte de la escalada y la exploración. Sus expediciones le han llevado a Nepal, Groenlandia, Pakistán, Borneo, Chad y Argentina, entre muchos otros destinos, pero su mayor logro es, sin duda alguna, haber tenido la gloriosa idea de esquiar el Everest desde la cima. Porque Jimmy Chin puede, si quiere, como aquella vez que cruzó a pie los 1.600 kilómetros que componen la meseta tibetana de Changtang. Es un aventurero de los que ya no quedan, de la vieja escuela, de los que arriesgan.

David Guttenfelder

Nació en Iowa pero no quiso quedarse demasiado tiempo. Tras graduarse en la universidad, quiso estudiar suajili en la Universidad de Dar es Salaam y pasó largas temporadas en el este africano, fotografiando tribus de la región y los diferentes conflictos sociales. Siete veces ganador del World Press Photo Award, el punto fuerte en su carrera es haber fotografiado intensamente la misteriosa Corea del Norte, durante sus años como fotógrafo jefe de Asia para Associated Press. Actualmente ha vuelto a Iowa, en busca del descanso que la vida no le ha dado, y su nuevo proyecto pasa por fotografiar elementos cotidianos utilizando únicamente su Iphone.

Michael Christopher Brown

Nadie le dijo a este fotógrafo estadounidense que cuando comenzó a documentar con su Iphone un viaje por carretera en China, terminaría en la guerra de Libia secuestrado, disparado en una pierna y con pedazos de metralla en el pecho. Nadie le dijo que después de fotografiar decenas de batallas cogería otro avión y cubriría el largo conflicto en República Democrática del Congo, ni que llegaría ser colaborador de National Geographic y The New York Times Magazine. Todo empezó con el viaje en China y todavía no se ha separado de su Iphone, estudiando detalladamente la ética de la fotografía en zonas de conflicto. Su trabajo se centra actualmente en zonas urbanas, y es fundamental para entender los cambios que han sufrido las ciudades en el siglo XXI.

Michael Yamashita

Estadounidense de raíces japonesas, ha fotografiado algunos de los países más agitados de las últimas décadas. Sus trabajos pasan por Sudán, Afganistán, Somalia y Papúa Nueva Guinea. Tras cubrir numerosos conflictos sin más protección que su cámara, los últimos años ha decidido centrar su atención en Asia, especialmente Japón, China y la región del Tíbet. Es autor de dieciséis libros de fotografía, y especialmente interesantes son los dedicados al seguimiento de los viajes de Marco Polo y Zheng He, dos de los más grandes exploradores de la época renacentista.