Andalucía: verano en un micromundo de naturaleza

Más allá de sus playas y monumentos, Andalucía cuenta con una veintena de Parques Naturales perfectos para disfrutar de un verano entre ríos, marismas, desiertos, serranías...

El verano de 2020, ese que recordaremos como «el del coronavirus, también puede quedarse grabado en la memoria del viajero como aquel en el que descubrimos algunas maravillas escondidas de nuestro país, ya que todas las previsiones apuntan a que la mayoría de los españoles optará por viajar por España. Y en esa lista de deseos, Andalucía se encarama en el primer puesto de los destinos más buscados.

Más allá de sus playas infinitas, las provincias andaluzas proponen al viajero un verano diferente gracias a algunas de sus joyas naturales, no en vano más del 18% del territorio de Andalucía está protegido, con más de una veintena de Parques Naturales en los que merece la pena recuperar el tiempo perdido durante el confinamiento a través de actividades al aire libre como senderismo, rutas a caballo o paseos en bicicleta.

Reconectar con la naturaleza

Después de cuatro meses «encerrados» en casa, el cuerpo nos pide reconectar con esa naturaleza que hemos dejado de sentir durante tantas semanas. Para lograrlo, la diversidad, extensión y riqueza medioambiental de Andalucía resultan impresionantes, ya que aquí es posible encontrar las cumbres más altas de la Península Ibérica en Sierra Nevada, hasta extensos humedales como las Marismas del Guadalquivir o espesos bosques mediterráneos como el del Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, pasando por desiertos volcánicos y tramos de costa sin habitar, como el Parque Natural de Cabo de Gata.

Actividades en la garganta verde, Zahara de la Sierra, Cádiz
Actividades en la garganta verde, Zahara de la Sierra, Cádiz© Lolo Vasco/ Tramagestión/ Turismo AndaluzTurismo de Andalucía

Y entre todos esos parajes es una delicia tropezarse con gratas sorpresas que resultan inesperadas, como viejas minas, poblados mineros, antiguas vías de ferrocarril convertidas en vías verdes, típicas haciendas o cortijos que se convierten en establecimientos hoteleros con encanto, como los molinos harineros o viejas almazaras, permitiendo al viajero tener la oportunidad de descubrir la verdadera esencia de Andalucía con todas las comodidades.

Turismo de interior

Varias son las rutas o comarcas donde encontrar este tipo de propuestas de turismo de interior de gran calidad y, sobre todo, muy tranquilos, donde el trato personalizado resultan la principal característica. Desde el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén, hasta el de Sierra Nevada, en Granada, donde también sorprenden los pueblos de la Alpujarra granadina y almeriense. La sierra de Huelva, por Aracena, Cortegana, Hinojales, Fuente Heridos, Aroche y Alájar, resulta única para perderse entre pueblecitos y viejas tradiciones, como también ocurre en Sierra Morena en Córdoba y la Sierra Norte de Sevilla.

Zahara de la Sierra, Cádiz, Andalucía
Zahara de la Sierra, Cádiz, AndalucíaTurismo de AndalucíaTurismo de Andalucía

Mientras tanto, las tierras áridas de Almería, por la comarca de Los Vélez, Sierra María y Gádor, con la de Alhamilla, propone lugares de turismo interior con paisajes inéditos para los ojos del viajero, aunque no menos sorprendentes son las sierras más húmedas de Andalucía, por tierras de Los Alcornocales y Grazalema, en Cádiz, y desde los que se sube hasta la serranía de Ronda (Málaga) y los del valle del alto Genal, con una oferta de alojamiento muy atractiva, aderezadas de una gastronomía muy peculiar. Sin olvidar las serranías de Málaga y Granada con gran peso en la historia, como la Axarquía malagueña o el Valle de Lecrín granadino. Su pasado morisco, con las huellas del mudéjar en sus torres eclesiales, está en cada rincón.

Andalucía a caballo

Para entender la idiosincrasia de Andalucía resulta esencial conocer el caballo andaluz y todo lo que ello rodea. Para descubrirlo, la Consejería de Turismo ha diseñado el proyecto «Andalucía deja Huella», que propone al viajero vivir experiencias no solo del caballo como espectáculo, sino recorrer con ellos algunos de los espacios más bellos de la región. En concreto, resulta obligado visitar la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre, que nos acerca al encuentro de esa huella, de la mano del espectáculo «Como bailan los caballos andaluces». Tampoco defraudan las Caballerizas Reales de Córdoba, habilitadas para presentar al público apasionantes espectáculos. Y no hay que perderse eventos ecuestres como las Carreras de Sanlúcar de Barrameda o la tradicional saca de las yeguas de Almonte.

Rutas a caballo por Andalucía
Rutas a caballo por AndalucíaTurismo de AndalucíaTurismo de Andalucía

Una curiosa y emocionante manera de descubrir Andalucía es recorrerla a lomos de un caballo, ya que eso permite al viajero conocer rutas, parajes y experiencias inolvidables, casi inaccesibles de otro modo, por lo que se convierte en una experiencia mágica de conexión con la naturaleza de la manera más auténtica posible, sobre este bello animal. Para ello se han diseñado las rutas ecuestres de Andalucía denominadas «Andalucía a caballo». Se trata de propuestas muy atractivas marcadas bajo la denominación de Itinerarios Ecuestres (IE), recorridos señalizados y homologados por la Real Federación Hípica Española para la práctica de turismo a caballo, que están avalados por el uso, experiencia y garantía de los empresarios ecuestres andaluces asociados en la organización AGETRE.

Patrimonio histórico

Esta riqueza natural se complementa con huellas de historia únicas en el mundo como La Alhambra de Granada, la Catedral de Sevilla o la Mezquita-Catedral de Córdoba, aunque también hay otras joyas patrimoniales dignas de admirar, como los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza, en Jaén, el sitio de los Dólmenes de Antequera, en Málaga, o el Conjunto Arqueológico de Madinat al-Zahra, Patrimonio de la Humanidad... Todo ello sólo es una pincelada de lo mucho que puede experimentar el viajero este verano intensamente, pues naturaleza, historia y emoción se dan la mano.

La RazónTurismo de Andalucía