Visita Girona y descubre algo de su historia

El Centre Bonastruc Ça Porta en plena judería gerundense es una de las visitas super recomendables.

Juderia. Calle San Lorenzo. GironaJose Antonio SanguinettiAlicia Romay

¿Sabías que en este espacio, en donde se encuentra este centro, en el siglo XV se hallaba la sinagoga de Girona?

En el siglo XII, innumerables familias hebreas se instalaron en esta zona que está muy cerca de la catedral. Los historiadores escriben que alrededor de 800 judíos convivieron aquí. Caminar por estas calles en plan laberintos ayuda a transportarse a esa época. Uno de los nombres inevitables al recorrer esta judería es Mossé ben Nahman, conocido también como Nahmànides, Ramban y Bonastruc ça Porta - el judío de los cuatro nombres - . Nació en Girona el 1193-1194 (el 4954 del calendario judío) y murió en Haiffa, probablemente en 1270. Es la figura más indiscutible de la Cábala y la Aljama gerundenses.

El Patronato Municipal Call de Girona, tiene su sede en el Centro Bonastruc Ça Porta y acoge el Instituto de Estudios Nahmánides , que se ocupa de la investigación y cuenta con la biblioteca Eliezer Eljanan Schalit, una importante herramienta para el conocimiento del judaísmo en Cataluña. También se puede visitar el Museo de Historia de los Judíos , que ofrece un recorrido por la historia judía catalana y muestra la colección lapidaria hebrea más importante del país.

El museo se ha adaptado a las nuevas normas Covid-19

Del 1 de julio al 31 de agosto el Museo de Historia de los Judíos estará abierto de lunes a sábado de 10 a 19h, domingos y festivos de 10 a 14h, unificando así los horarios de todos los museos de la ciudad. En relación al Instituto de Estudios, la apertura al público será de 10 a 14h los martes, jueves y viernes, y de 14 a 18h los miércoles. Lunes, domingos y festivos estará cerrado, así como del 1 al 15 de agosto.

Sobre las medidas higiénico-sanitarias, el aforo del Museo se amplía al 50% y ya se permite la entrada a grupos, siempre que hayan hecho reserva previa y no superen las 20 personas por grupo. Hay que seguir manteniendo la distancia de 1,5 metros entre personas, usar mascarilla y utilizar el gel hidroalcohólico que se encuentra en la entrada del museo. El acceso al Instituto de Estudios Nahmánides ya se puede realizar con normalidad dentro del horario habitual, también respetando el aforo máximo del 50% de la capacidad y siguiendo las recomendaciones anteriores.

Seguimos recorrido por Girona

Barri Vell GironaErik EstanyAlicia Romay

Cerca de la judería encontramos el Barri Vell. El casco antiguo de Gerona con un legado arquitectónico muy rico.

Barri Vell es el nombre del casco antiguo de Girona. Detrás de la vista típica de las casas en el río Onyar, los visitantes descubren un legado arquitectónico que combina las pinceladas de los monumentos barrocos de los escalones de la catedral y la Pujada de Sant Domènec, o la fachada y los escalones de la iglesia de Sant Feliu. Es la primera catedral de Girona y con la nave gótica más larga de la cristiandad. Con sus veintitrés metros es la segunda después de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Catedral Sant Feliu, las casas de l'Onyar y el puente de Sant FeliuRoger Colom (Ajuntament de Girona)Alicia Romay

En la catedral están los sepulcros -entre otros- de Ermessenda de Carcasona que se casó en el año 991 con el Conde de Barcelona. con quien co- gobernó hasta que murió en 1017. Era la hija del conde Roger I de Carcasona. Se casó con el conde Ramón Borell. Muy bella,inteligente y con dotes políticas. Gozó de gran prestigio por la ayuda que prestó a su marido en la reconstrucción de las áreas devastadas por las incursiones de Almanzor. La historia de esta mujer la podéis conocer mejor entrando aquí.

Vamos a un monasterio.

Visitamos el benedictino de Sant Pere de Galligants. Uno de los monumentos románicos más importantes en Cataluña. Colinda con el río Galligants. Los primeros documentos del monasterio se refieren al siglo X. Fue construido en el año 1131. Ramon Berenguer El Grande, ofreció un importante donativo para que pudieran finalizar las obras.

Y desde aquí nos vamos a visitar los Baños Árabes de inspiración romana del siglo XIII

Cuentan que posiblemente estos baños fueron ideados para ofrecer descanso a los viajeros. Aunque su nombre indica el origen árabe no fue por ellos construido. Su denominación se debe a que el arquitecto, político e historiador Josep Puig I Cadafalch (1867-1956), los bautizó de este modo al considerar su estructura similar a la de los baños norte africanos. Aunque el edificio no fue construido por los árabes, se edificó sobre otros baños anteriores, que sí que pudieron ser hispanomusulmanes. En realidad los árabes permanecieron menos de un siglo en la capital del Ter, y la impronta de esta civilización apenas dejó huellas en la ciudad. Gerona fue ocupada por al-Andalus en el año 715, pero en el 785 la ciudad fue entregada al imperio carolingio. Los baños islámicos son herederos directos de las termas romanas. Tienen una zona de vestuario (apodyterium o al-bayt al-maslaj), una zona de agua fría (frigidarium o al-bayt al-barit), otra de agua templada (tepidarium o al-bayt al-wastani), y una última de agua caliente y de sudoración (caldarium o al-bayt al-sajun). Las diferencias se sitúan sobre todo en las salas de agua caliente y templada, que, a diferencia de las termas romanas, se cubren con cúpulas con lucernas y con espacios abiertos a modo de lucernarios, que permiten abrir y cerrar, controlando el vapor de agua. Mira aquí los horarios para visitarlos y más información.

Baños árabes en GironaJ. CurtoAlicia Romay

Nos vamos a comer

No es tan fácil elegir a donde ir a comer cuando se está en esta parte de España. Combinan a la perfección la cocina tradicional con lo más vanguardista por lo tanto es un dilema. Pero deberíamos de intentar probar las dos. Empecemos por lo clásico, vayamos a L’Argadà , en la carta ofrecen un arroz con carne y marisco “estilo de la casa” y su oferta de croquetas es amplia. Hay también tartar, carpaccios y no podían faltar los Carlgols. Pero no nos podemos ir de Girona sin pensar al menos en el sitio top de la zona: El Celler de Can Roca que es difícil describirlo con palabras. La gastronomía gerundense se ha convertido, así, en todo un referente internacional.

Girona da para mucho, esto es solo el comienzo.