Iberostar Anthelia: así reabre un hotel de 5 estrellas tras el confinamiento

Iberostar ha implementando más de 300 medidas de seguridad frente al Covid-19

Iberostar Anthelia
Iberostar AntheliaIberostarIberostar

Nada es igual, aunque intenta serlo o al menos parecerlo. En esta «nueva normalidad», el equilibrio es la clave. El sector hotelero ha puesto todos sus esfuerzos en garantizar la máxima higiene y desinfección sin que los alojamientos acaben convertidos es unos pseudohospitales. Iberostar Selection Anthelia, en Tenerife, ha logrado interiorizar esta máxima y comprender que sus clientes siguen estando de vacaciones pese a la pandemia.

Este hotel fue uno de los primeros en abrir de la zona sur de Tenerife, lo que conllevó varios meses de trabajo previo para no dejar ningún hilo suelto. Iberostar ha implementando más de 300 medidas de seguridad frente al Covid-19 respaldadas por un Consejo Médico Asesor compuesto por expertos en epidemiología. La gran duda suele ser cómo se ven reflejados estos protocolos en la experiencia del cliente. Una de las medidas más eficientes, cómodas y que se han adoptado de manera natural es el uso de aplicaciones móviles para hacer el «check-in», contactar con recepción, reservar en el spa y en sus restaurantes, en los que la carta es ahora un código QR.

El camino hacia la habitación está guiado por marcas en el suelo que diferencian los flujos de salida y entrada, y cada rincón del hotel cuenta con dispensadores de gel hidroalcohólico. Quizás lo más curioso es que el hotel parece ser sólo nuestro. Aunque su ocupación roza casi el límite de aforo (70%), nunca existe una sensación de masificación gracias a su estructura de resort o «pueblecito». En cuanto a los servicios, no se ha eliminado ninguno, sino que se han readaptado.

Iberostar Anthelia
Iberostar AntheliaIberostarIberostar

Por ejemplo, ahora el minibar se han transformado en servicio de habitaciones. De esta manera, el cliente percibe que todo está como recién salido de fábrica. Esto también se consigue gracias a un sistema de «barbecho» de las habitaciones. Tras retirar todos los elementos usados por el anterior cliente, la habitación queda 24 horas vacía y se realiza un limpieza y una desinfección con nebulizadores. Las medidas de seguridad e higiene también van en sintonía con la filosofía sostenible de Iberostar. A diferencia de otros alojamientos, las habitaciones no están plagadas de monodosis de plásticos ni de productos desechables.

Los clientes vienen concienciados y, sobre todo, analizan con detalle cómo se gestiona el que podría ser el foco de un desastre: el buffet y los restaurantes. Para su tranquilidad, no hay colas, ni esperas, la capacidad está limitada, el servicio es completamente asistido y nadie anda manoseando efectivo ni tarjetas gracias a su sistema de todo incluido. Por su parte, el aforo de sus piscinas, se ha regulado sin que el cliente lo note. La solución para evitar aglomeraciones en torno al agua ha sido eliminar hamacas y ampliar la distancia entre ellas. Si todas se llenan no pasa nada, los clientes cuentan con acceso a la playa.

Tras vivir la experiencia de alojarse en este resort durante la «nueva normalidad», es más fácil entender que el hotel 5 estrellas Iberostar Anthelia haya sido reconocido, por séptimo año consecutivo, como el mejor establecimiento hotelero todo incluido de España, según TripAdvisor.