Los viajes de Mr. Worldwide: Patagonia, la tierra del fin del mundo

Valles, montañas, estepa, lagos y glaciares son algunas de las maravillas naturales que uno encontrará en una de las regiones más recónditas e inexploradas del planeta

Thumbnail

La Patagonia representa uno de esos lugares ineludibles que hay que visitar al menos una vez en la vida. Valles, montañas, estepa, lagos y glaciares son algunas de las maravillas naturales que uno encontrará aquí para su deleite. Y es que cada paisaje requiere un tiempo de asimilación y disfrute. Incluso si uno no acostumbra a hacerse fotografías, se verá obligado a gastar el carrete, ya sea en el glaciar Perito Moreno, en las cumbres de Torres del Paine o en el Lago Argentino con cientos de casquetes rodeándote.

La RazónLa Razón

Tantas y tantas horas de viaje encuentran respuesta en estampas idílicas como éstas en una de las regiones más recónditas e inexploradas del mundo. La palabra ‘Patagonia’ procede de patagones, que es el nombre que los europeos dieron al pueblo aborigen que encontraron en estas tierras. Esta etnia también es conocida como tehuelche.

La RazónLa Razón

Existen dos maneras de visitar la Patagonia. La más habitual consiste en volar desde Buenos Aires a El Calafate y comenzar ahí la aventura. La otra opción se hace desde Chile embarcándose en un vuelo de Santiago a Punta Arenas. En cualquier caso, ambas visitas van a tener muchas horas de trayecto en coche y barco y hay que acudir bien abrigado, como por otra parte es lógico en la región más próxima al Polo Sur. En nuestro caso, escogimos la primera opción visitando desde El Calafate el glaciar Perito Moreno y al día siguiente el Lago Argentino.

El Calafate
El CalafateLa RazónLa Razón

El Calafate es un pequeño pueblito de casas bajas de madera estilo suizo ubicado en el límite de la cordillera de Los Andes. Es la puerta de entrada al Perito Moreno, un glaciar que impresiona desde el primer segundo. Se trata de una gigante extensión de hielo que se presenta ante nuestra mirada. 80 metros de altura sobre el nivel del lago nos dan dimensión de este prodigio de la naturaleza.

La RazónLa Razón

Uno puede ver el imponente glaciar desde las pasarelas del Parque los Glaciares para apreciar los desprendimientos de hielos, o bien caminar sobre el mismo Perito Moreno en un mini trekking de 3 horas o uno más largo de 8 horas.

Muy recomendable también el paseo en barco por el Lago Argentino para ver el glaciar Upsala, el tercero más grande de Sudamérica, y para visitar la estancia Cristina, un complejo creado en 1914 por una familia extranjera en lo más profundo de la Patagonia. En este lugar inhóspito y solitario lucharon contra las adversidades tales como la distancia, el frío, los vientos fuertes y la falta de comunicación. Ahora se ha convertido en un pequeño paraíso de la región patagónica.

La RazónLa Razón

Torres del Paine, la octava maravilla

Aunque Argentina disfruta de bellos lugares, a mi juicio la cumbre de la excursión patagónica se encuentra en Chile. El Parque Nacional de Torres del Paine es conocido como la octava maravilla del mundo. El punto de salida es Puerto Natales.

La RazónLa Razón

El parque se encuentra literalmente en los confines del mundo, en la parte más austral del continente americano, en la llamada Tierra de Magallanes. Su increíble paisaje se formó por movimientos de la tierra hace 12 millones de años que dieron origen a sus impresionantes cumbres. Sin duda se trata de uno de los atractivos turísticos más espectaculares de Chile.

La RazónLa Razón

La navegación al Glaciar Grey es una de las excursiones imperdibles durante su visita a Torres del Paine. Esta travesía de 3 horas de duración se realiza a bordo del catamarán Grey III, con capacidad para 90 pasajeros. El glaciar Grey es el más conocido de la Patagonia chilena con una longitud de 16 kilómetros. Contemplar sus enormes témpanos de hielo azul turquesa de más de 30 metros de altura es algo único. Parece que hubieran traído un trozo de la Antártida hasta aquí.

La RazónLa Razón

Por otro lado, desde el Lago Pehoé encontrarás las mejores vistas del macizo montañoso. Los Tehuelches lo llamaron “Lago Escondido” debido a que encontrarlo no era nada fácil por la cantidad de afluentes que tiene. Sus verdes y cristalinas aguas proceden del Río Paine desde Salto Grande y del Lago Nordenskjold.

Punta Arenas, la ciudad más austral del planeta

Nos encontramos ante la puerta al excitante fin del mundo: Punta Arenas. Esta ciudad portuaria, la más poblada y cosmopolita de la Patagonia chilena, posee en el estrecho de Magallanes su gran emblema.

La RazónLa Razón

Su puerto fue el principal de navegación entre el océano Atlántico y el océano Pacífico antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914. Si deseas conocer la historia de cómo se comenzó a poblar la región, qué mejor oportunidad de hacerlo en el Fuerte Bulnes y su museo interactivo.

La RazónLa Razón

Ubicado a orillas del estrecho de Magallanes, en el Fuerte Bulnes revivirás la expedición que realizó el Almirante Williams en 1834 junto a su equipo para construir y colonizar aquellas tierras tan lejanas.