Sagres: el atardecer más espectacular en el “fin del mundo”

La región portuguesa de Algarve cuenta con el punto más occidental de Europa, coronado por la Fortaleza de Belbiche, donde este verano se han celebrado atardeceres musicalizados

Experimentar uno de los ocasos más impresionantes jamás vistos en el punto más occidental de Europa es como hacer un pequeño viaje en el tiempo a una época en la que, tras el horizonte, la nada sustituía a las costas americanas. El viento, el mar y la tierra se daban de bruces con un abismo aún sin descifrar en Sagres, un pequeño pueblo costero de la región portuguesa del Algarve, cuyas coordenadas un día fueron conocidas por albergar el “fin del mundo”. A pocas horas del territorio español, este escenario natural sigue conservando su halo místico y despertado el asombro de miles de visitantes que acuden al cabo de San Vicente en busca de cielos de fuego que se funden con un mar infinito.

Sobre los escarpados acantilados, el atardecer dibuja la figura de un pescador que lanza su hilo durante varios metros a la inmensidad del océano Atlántico. Esta imagen de postal se queda grabada en la retina y recoge el espíritu de Sagres, un punto de referencia ideal para experimentar la esencia del Algarve. Sus habitantes viven ligados al mar, ya que de él depende su economía, gastronomía y cultura. Pese a que las cifras de turistas se hayan visto reducidas este año por la crisis sanitaria, sus playas de arena dorada y agua de color azul turquesa (como la playa de Beliche) han demostrado ser un destino seguro donde disfrutar en familia o con amigos de unas vacaciones debido a su baja cifra de contagios -la región del Algarve solo tuvo 7 casos hasta el pasado 31 de agosto y ninguno en septiembre hasta el momento-.

Sagres Sunset Shots

Precisamente para proteger a los pescadores -uno de los motores económicos de Sagres- de los ataques de los piratas fue construida la Fortaleza de Beliche. Aunque no se sabe a ciencia cierta su fecha de creación, en el siglo XVI ya estaba funcionando. Uno de los episodios piratescos que rodean de misterio esta muralla fue el ataque del famoso corsario inglés Francis Drake en 1587 en el contexto de la guerra anglo-española. La fortaleza de Beliche fue recuperada en el siglo XX y hoy los viajeros pueden visitarla.

De hecho, en este emplazamiento único es donde se celebraron por primera vez los Sagres Sunset Shots, un espectáculo musical retransmitido en “streaming” que tuvo su primera y única cita hasta el momento los pasados días 14, 15 y 16 de agosto. Desde luego, ver la increíble puesta de sol en el “fin del mundo” es un regalo del que 20.000 espectadores por día disfrutaron al son de los mejores artistas portugueses como Cuca Roseta, Dj Christian F, João Pedro Pais, Dj Eddie Ferrer, Naomi & The Raposeira Dub Collective y Viviane

Deportes acuáticos

Las costas del Algarve también son un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. Las tablas de surf, paddle surf, windsurf y los paracaídas acuáticos llenan las playas. El agua en calma y el viento ayudan a que los recién iniciados en paddle surf no lo tengan muy difícil. Aunque los profesionales del surf también pueden acudir a las costas del Algarve en busca de grandes olas, como las de 30 metros que se llegan a alcanzar en invierno.

Además, si decide tomarse un descanso al sol después de practicar alguna de estas actividades, un vendedor local le ayudará a reponer fuerzas con unas boliñas, un postre frito relleno de crema o chocolate que le pisa los talones en popularidad a los afamados pasteles de Belém. Pero antes del postre, llega la hora de comer y en cualquier carta no puede faltar el pescado fresco como la lubina, dorada o corvina, así como el marisco. El plato típico del Algarve que reúne lo mejor de su gastronomía es la cataplana, un guiso de pescado o marisco que debe su nombre al recipiente de cobre con forma de concha en el que es cocinado.

El mar también aporta al Algarve una enorme fauna marina que es objeto de estudio de biólogos procedentes de todo el mundo. En un breve paseo en barco se pueden observar varias especies de delfines gracias a las empresas encargadas de realizar estos avistamientos, como Mar Ilimitado. Además, durante el trayecto de vuelta al puerto podrá introducirse dentro de las cuevas escondidas entre los acantilados y casi tocar con la punta de los dedos sus escarpadas paredes.

“Road trip” o resort familiar de cinco estrellas

Una recomendación para conocer en pocos días varias zonas del Algarve como Lagos, Faro, Tavira o Portimao es llevar coche propio o alquilar uno. Son muchos los visitantes que hacen un “road trip” por el Algarve en su caravana o “Van”.

Para los que prefieran alojamiento sin ruedas, el hotel de cinco estrellas Marthinal Sagres es el resort perfecto para unas vacaciones en familia. Marthinal ha conseguido garantizar la seguridad de los clientes gracias a su distribución en alojamiento individuales, a sus numerosos espacios al aire libre y a la implementación de varias medidas entre las que se encuentran: la creación de un servicio de “take-away”, reducción de la ocupación de los restaurantes a la mitad e implantación de un servicio móvil de reserva previa, así como otras medidas de higiene como la desinfección con nebulizadores de las habitaciones tras el check-out. Todo ello sin que los huéspedes pierdan la sensación de estar de vacaciones, aunque es difícil teniendo el lujo de despertarse y desayunar con vistas al fin del mundo.