Palma, un destino turístico seguro los 365 días del año

La capital balear cumple con todos los protocolos de seguridad para preservar la salud, lo que la posiciona, ante todo, como un destino de viaje seguro.

Dicen de la ciudad de Palma que es un destino de viaje urbano y familiar para cualquier época del año. Es cierto. Pensemos, por ejemplo, en este otoño, ¿qué ofrece la capital balear durante estos meses? Por supuesto, lo que a todos nos es más conocido: la belleza de sus playas, su imponente catedral o, sin duda, sus interesantes museos entre otras muchas cosas. Pero ¿conoces las visitas guiadas por sus típicos patios, la Ruta del Llonguet, la cita gastronómica de TaPalma o los conciertos de su prestigiosa Orquestra Simfònica de Balears?

A continuación, este artículo detalla lo antes citado, para mostrar que Palma es auténtica, genuina, real y muy diferente y especial.

Los patios señoriales, una seña de identidad de Palma

Herencia de la tradición romana y árabe, estos patios —de estilos artísticos dispares— permanecen ocultos, en el núcleo antiguo de la ciudad, como verdaderas joyas arquitectónicas que embellecen vetustas casas señoriales de linajes nobiliarios mallorquines. Se han convertido, por ello, en un emblema de la arquitectura civil que los guías ponen en valor en sus visitas, acercándonos, de esa forma, al patrimonio menos conocido de la ciudad.

Aunque muchos de los patios solo abran sus puertas en la festividad del Corpus Christi, puesto que son privados, otros albergan, en ellos, organismos públicos, de manera que aquellos que deseen visitar estos espacios únicos, pueden hacerlo. El patio del Casal Solleric —un lugar distintivo para exposiciones—, el de Can Vivot —considerado un auténtico museo, con históricos carruajes— o el del Casal Balaguer —sede del Círculo de Bellas Artes de Palma— son algunas de esas paradas obligatorias en cualquier visita guiada para conocer estos lugares, que ya forman parte de la esencia e historia de nuestra ciudad.

La Ruta del Llonguet y TaPalma, descubre los sabores de la capital balear

La sexta edición de la Ruta del Llonguet –en la que 35 hornos de la ciudad ofrecen un bocadillo con este pan palmesano y una bebida por tres euros–, ya ha arrancado con una importante novedad: se podrá consultar, a través de la aplicación Pa d’aquí, forn i tradició, los establecimientos participantes en esta cita gastronómica, que permite probar diferentes manjares envueltos en el panecillo tradicional de Palma: el llonguet. Estas panaderías, además, con el fin de garantizar la seguridad de sus clientes, ofrecen servicio a domicilio para evitar desplazamientos y la reserva previa en lo que dura el evento: hasta el 16 de diciembre.

Por otro lado, la ruta TaPalma, que se celebrará desde el 25 al 29 de noviembre, invita a los sibaritas del arte culinario a degustar las mejores tapas y a disfrutar de deliciosos cócteles. Con este importante evento gastronómico, Palma se postula como un referente en la gastronomía española.

La Orquestra Simfònica Illes Balears, una alternativa de ocio musical

Considerado uno de los referentes sinfónicos en España, y creada en 1988, este año ha sido galardonada con la medalla de oro de las Islas Baleares. Sus conciertos para la temporada 2020-2021 pueden disfrutarse ya en el icónico Trui Teatre. Limitando los aforos, y con todas las medidas sanitarias pertinentes, la OSIB asegura a los melómanos el disfrute de las mejores piezas de la música clásica.

En suma, Palma ofrece, aparte de sus playas, paisajes paradisíacos y monumentos de gran interés histórico, muchos otros diversos atractivos, que aseguran experiencias únicas y que cumplen con todos los protocolos de seguridad para preservar la salud, lo que la posiciona, ante todo, como un destino de viaje seguro, listo para disfrutar los 365 días del año.