Planes para una romántica escapada sin ir muy lejos

San Valentín es una estupenda excusa para sorprender a la pareja con un pequeño viaje dentro de nuestra región

Ruta en globo por Segovia
Ruta en globo por SegoviaCitivatis

Cualquier excusa es buena para hacer la maleta y salir de viaje. Y entre esas excusas también se encuentra San Valentín, pues el 14 de febrero es una fecha ideal para romper con la rutina, desconectar de la actualidad y disfrutar de una experiencia en pareja –aunque también vale con amigos–. La pandemia de la Covid-19 ha trastocado los planes viajeros y las limitaciones de movilidad nos obligan a echarle imaginación al asunto, pero lo cierto es que es posible realizar escapadas inolvidables sin necesidad de ir muy lejos.

Puestos a buscar un plan romántico cerca de casa y con todas las medidas de seguridad, una buena idea es decantarse por llegar hasta el mirador más espectacular que haya en nuestra región. En Andalucía resulta obligado contemplar la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás, uno de los rincones más espectaculares de nuestro país, situado en el barrio granadino del Albaicín, desde donde se obtiene la vista más hermosa de este palacio nazarí con Sierra Nevada de fondo. Una panorámica inmejorable de la Alhambra, en un lugar donde a menudo hay músicos tocando y que transmite lo mejor de la cultura andaluza. Además, en la capital granadina tampoco defrauda el plan de relajarse a los pies de la Alhambra en unos baños árabes construidos sobre las ruinas de un antiguo Hammam del siglo XVI, pues recrea un entorno perfecto en el que se entremezclan la arquitectura arabesca, el aire perfumado, la música andalusí y la luz tenue.

Vista de la Alhambra desde el Albaicín
Vista de la Alhambra desde el AlbaicínTurismo de Andalucía

Otra inolvidable experiencia que puede disfrutarse en pareja es la de contemplar la hermosa ciudad de Segovia y su casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad a vista de pájaro. Para ello, la plataforma de actividades Civitatis propone, por 160 euros por persona, despegar sobre las 8 de la mañana para aprovechar el momento de mayor estabilidad atmosférica, cuando el vuelo es más seguro. Suavemente, de forma casi mágica, el globo abandona el suelo y durante una hora el viajero se convierte en pasajero del viento, tocando prácticamente las nubes. Durante el recorrido, es posible disfrutar de impresionantes vistas del casco histórico y el acueducto romano, además de admirar el perfil del Alcázar como un buque imaginario en la confluencia entre los ríos Eresma y Clamores. Tras el vuelo llega uno de los momentos más emocionantes y divertidos: el aterrizaje. Todos los vuelos se graban en vídeo HD que posteriormente se hace llegar a los pasajeros.

La comunidad de Madrid tiene un amplio abanico de posibilidades para realizar en pareja. Desde alojarse en alguno de los hoteles más emblemáticos de la capital por una noche, hasta disfrutar de una obra de arte o un musical en la Gran Vía, pasando por un paseo en barca en el lago del Retiro o una visita a la exposición floral gigante del Palacio de Cristal.

En las afortunadas Islas Canarias un romántico plan puede ser contemplar las estrellas desde el punto más alto de nuestro país por apenas 35 euros por persona. La plataforma Civitatis propone ascender hasta la estación base del teleférico del Teide para vivir una velada mágica a más de 2.300 metros de altura. Durante más de una hora, las parejas pueden aprender a orientarse en una noche oscura sin necesidad de tener una brújula, divisarán las constelaciones de los signos zodiacales y descubrirán todos los secretos de la Vía Láctea.

Excursión nocturna al Teide para contemplar las estrellas
Excursión nocturna al Teide para contemplar las estrellasCivitatis

En el norte hay alternativas de lo más sugerentes. En el País Vasco merece la pena hacer una visita a la coqueta ermita de San Juan de Gaztelugatxe: 41 escalones, roca, mar y viento. Este mágico islote regala unas vistas increíbles. Por su parte, en Asturias una buena alternativa puede ser ascender hasta el Mirador del Fitu, pues desde esta curiosa plataforma de hormigón que se alza sobre el Alto de la Cruz de Llames se obtiene una magnífica panorámica de 360º de algunos de los paisajes más singulares de Asturias: el Parque Nacional de los Picos de Europa, el parque de Ponga o incluso la localidad costera de Ribadesella.

Pero para los amantes de la costa, sin duda, el plan perfecto puede ser realizar un exclusivo paseo en avioneta sobre las Islas Cíes, en Galicia, que parte desde el aeropuerto de Vigo y que regalará unas sensaciones únicas durante 30 minutos. Frente a las costas de la provincia de Pontevedra no solo destacan las Rías Baixas, sino también sus pequeños territorios flotantes. Entre ellos, el más destacado es el archipiélago de las Islas Cíes, un precioso enclave incluido en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.