LR Content

El atracón cultural que no hay que perderse en Madrid

La carta de museos y exposiciones se convierte en el plan perfecto para el verano si lo aderezamos con una ruta gastronómica o enológica por la Comunidad de Madrid

Plaza Mayor de Colmenar de Oreja, Comunidad de Madrid
Plaza Mayor de Colmenar de Oreja, Comunidad de MadridEl EquipoEl Equipo

Recorrer la Comunidad de Madrid durante el verano se convierte en una experiencia de lo más gratificante y sorprendente para la mayoría de viajeros, ya que se trata de una época perfecta para descubrir la cara más apasionante de la región. No es de extrañar, pues Madrid posee casi todo lo necesario para poner en práctica una escapada completa en la que no faltan ingredientes como la cultura, la mejor gastronomía y también el buen vino. Y esto es posible gracias a que en la región se dan cita algunos de los museos más importantes de nuestro país, pero también los restaurantes más emblemáticos y deseados de España, así como algunas de las bodegas más sorprendentes. Y todo ello, a pocos kilómetros de la capital, que en verano sigue siendo un hervidero de actividades.

Museos, fundaciones, salas de exposiciones, galerías y centros de arte, entre otros, ofrecen la oportunidad de contemplar una muestra del arte de los más variados estilos este verano en la Comunidad de Madrid a través de fotografías, pinturas, esculturas... En la capital, el Paseo del Arte, en torno al emblemático Paseo del Prado, es el triángulo obligado para cualquier viajero, pues está conformado por tres de las más importantes pinacotecas del mundo: el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Thyssen- Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Pero hay muchas más opciones, pues existen otros museos y espacios culturales ubicados en las proximidades que bien merecen un alto en el camino, como el Museo Naval, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Nacional de Antropología; los centros culturales CaixaForum, el Museo Ulpiano Checa en Colmenar de Oreja o el Centro de Arte Dos de Mayo en Móstoles, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y el Museo Arqueológico Nacional, que atesora la mayor colección de arqueología de España.

Interior del Museo del Prado, Madrid FOTO: Belén Imaz Belén Imáz

Si el viajero quiere sacar todo el jugo a la oferta museística de Madrid, tiene mucho donde elegir, pues en la capital se encuentran otros museos que, además de la gran calidad de las obras de arte que reúnen, constituyen excelentes ejemplos de la arquitectura de los siglos XVIII al XX. Es el caso del Museo del Romanticismo –un palacio neoclásico–, los museos Cerralbo y Lázaro Galdiano –palacetes de finales del siglo XIX–y el Museo Sorolla –principios del siglo XX– proyecto personal del gran pintor en el que intervino personalmente. Sin pasar por alto el Círculo de Bellas Artes, el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque, Sala Alcalá 31 o la Casa de América, que se han convertido en dinamizadores de la cultura de la región con numerosas actividades en cualquier época del año.

Enoturismo en la región

La diversidad de la Comunidad de Madrid es tal que, aunque muchos lo desconocen, a poco más de media hora de la capital es posible encontrar un buen puñado de bodegas con Denominación de Origen Vinos de Madrid donde resulta una delicia disfrutar del universo del vino mediante degustaciones, talleres y visitas guiadas en diferentes idiomas, convirtiéndose así en el plan perfecto para una escapada.

En concreto, los vinos de la Comunidad de Madrid se clasifican en cuatro subregiones, tres en la zona sur: Arganda, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias, y una en la zona norte, El Molar. Así, es posible descubrir más de 8.000 hectáreas de viñedos en 70 municipios madrileños, 51 bodegas con D.O Vinos de Madrid y más de 110 marcas de vino, convirtiéndose en un reclamo perfecto para un viaje sensorial de lo más apetecible, ya que en los alrededores de las bodegas se puede encontrar una amplia oferta gastronómica y de ocio que nos invita a descubrir el mundo del vino desde distintas perspectivas: el proceso de elaboración, los oficios y los pueblos que han ido adaptando su forma de vida a este placer.

Interior del Mesón Cuevas del vino, en la Comunidad de Madrid FOTO: El Equipo El Equipo

Para los más aventureros, a través de Madrid Enoturismo (https://madridenoturismo.org/) es posible poner en práctica experiencias como rutas a caballo, visitas guiadas a viñedos y bodegas, paseos por las viñas y cuevas centenarias, catas comentadas, talleres, conciertos, espectáculos o incluso catas bajo las estrellas. ¿Qué mejor modo de aprender y disfrutar del vino?

Escapada gastronómica

Madrid puede presumir de tener restaurantes para todos los gustos. Si hablamos de Estrellas Michelin, están distribuidas por toda la región, encabezando la lista Dabiz Muñoz con las 3 estrellas de DiverXO. Pero la experiencia gastronómica va más allá, pues hay un sinfín de tabernas y restaurantes centenarios que invitan a empaparse de una cultura culinaria apasionante, como Casa Botín (desde 1725), el restaurante más antiguo del mundo, Posada del Villa (1692), Casa Pedro (1702), Lhardy (1839) o Malacatín (1830), entre otros.

Resulta una delicia adentrarse en los mercados gastronómicos que salpican los barrios de la capital, pues en ellos es posible degustar tapas acompañadas de un buen vino y, además, comprar productos gourmet, tal y como ocurre en los mercados de San Miguel o San Antón.

En Madrid, cualquier momento del día es idóneo para disfrutar de la gastronomía. El desayuno o la merienda para el tradicional chocolate con churros; el aperitivo es la excusa perfecta para ir de tapeo por La Latina, las Cava Alta y la Cava Baja, en el Rastro los domingos; las terrazas de la calle Argumosa en Lavapiés o de las plazas del Dos de Mayo en Malasaña, de Santa Ana en el barrio de Las Cortes y de Olavide en Bilbao.

Al atardecer se puede disfrutar de un buen cóctel en las azoteas y terrazas en torno a la calle de la Reina, Gran Vía, Triball y Malasaña mientras se disfruta de música en vivo y de la puesta del sol, mientras que en el barrio de Salamanca, el espacio gastronómico Platea Madrid conjuga restauración y espectáculo, así como el prestigioso chef Ramón Freixa Teatro Real propone disfrutar de una magnífica experiencia en las Noches gastronómicas. Porque la Comunidad de Madrid es un destino con mucho por vivir.

¿Qué comer en Madrid?

En la Comunidad de Madrid se produce una gran diversidad de alimentos de calidad, que se encuentran amparados bajo el distintivo Producto Certificado, la marca de garantía de los Alimentos de Madrid:

-Vinos de Madrid, con Denominación de Origen.

-Aceite de Madrid, con Marca de Garantía.

-Anís de Chinchón, con Denominación Geográfica Chinchón.

-Aceitunas de Campo Real, con Denominación de Calidad.

-Carne de la Sierra de Guadarrama, con Indicación Geográfica Protegida (IGP).

-Alimentos ecológicos, con la etiqueta del Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad de Madrid.

Exposiciones del verano

-Hasta el 4 de julio es posible disfrutar de la exposición «Pasiones mitológicas: Tiziano, Veronese, Allori, Rubens, Ribera, Poussin, Van Dyck, Velázquez» en el Museo Nacional del Prado.

-Hasta el 16 de enero de 2022 en CaixaForum se expone «La imagen humana: arte, identidades y simbolismo».

-La exposición «Trilogía marroquí» está en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía hasta el 27 de septiembre.

-Hasta el 25 de julio es posible ver las exposiciones «Joanie Lemercier. Paisajes de Luz» en Espacio Fundación Telefónica y «Naranja de sangre. Liza Ambrosio» en Casa de América.

-Hasta el 8 de agosto el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza expone «Georgia O’Keefee».

-«Panorama Madrid 01. Visión de la actualidad artística» se expone en el espacio CentroCentro hasta el próximo 29 de agosto

Más información en la web www.turismomadrid.es.