Fuerteventura, así es la costa más espectacular de Islas Canarias

Fuerteventura ha sido elegida como mejor destino de playa de Islas Canarias en la X edición de los Premios de Turismo de LA RAZÓN

Playa de Fuerteventura
Playa de FuerteventuraArchivo Archivo

Ante el reto de ser coronado como uno de los destinos turísticos del año en materia de playas parece obvio que ser una isla ayuda. Sin embargo, la competencia en nuestro país resulta muy grande, de ahí que la singularidad de los 150 kilómetros de playas de arena blanca y aguas turquesas que bañan a la isla de Fuerteventura sean motivos para que haya sido elegida como mejor destino turístico de playa de Islas Canarias en la X edición de los Premios de Turismo de LA RAZÓN, cuyo galardón fue recogido por Jéssica de León, vicepresidenta del Patronato de Turismo y consejera de Turismo del Cabildo de Fuerteventura. «Recogemos este reconocimiento con mucha satisfacción y alegría. Está siendo una crisis muy dura para los majoreros y que nos sigan reconociendo por la calidad en nuestras playas resulta un orgullo para todos los que aquí vivimos. Efectivamente, somos la playa de Canarias, pero somos mucho más y, aunque llegan por nuestras impresionantes aguas cristalinas, enamoramos por el interior desconocido, salvaje y desértico que nadie espera encontrar, por los sabores de nuestra tierra y por la amabilidad de nuestra gente», asegura De León.

La isla de Fuerteventura es la combinación perfecta entre espectaculares paisajes volcánicos y paradisíacas playas de aguas color esmeralda y fina arena blanca. De norte a sur, Fuerteventura ofrece un sinfín de posibilidades para escoger la mejor zona turística donde pasar unas vacaciones, siempre con la playa como espectacular telón de fondo. «Tenemos el mejor clima para disfrutar de las mejores playas de Europa y lo digo con absoluta certeza: playas sin aglomeraciones, algunas con más de 18 kilómetros, absolutamente salvajes de norte a sur de la isla. Arena blanca y aguas cristalinas en las que puedes disfrutar de deportes náuticos donde somos líderes como kitesuf, windsurf, paddle surf o buceo», asegura De León, quien recuerda que «nuestra tierra y nuestro mar están declarados Reserva de la Biosfera, por lo que cuidamos con mucho mimo nuestro entorno».

Juan Marín, Jéssica de León y Francisco Marhuenda FOTO: KIKO HURTADO / BELÉN VARGAS KIKO HURTADO / BELÉN VARGAS

Gracias a sus características propias, la pandemia de la Covid-19 no ha afectado de manera tan dura a la isla de Fuerteventura, aunque todo el sector turístico trabaja de forma incansable para garantizar la seguridad del viajero que llega hasta esta tierra. «Somos un destino con una incidencia bajísima de Covid, pero además nuestro sector turístico en su conjunto se ha adaptado en tiempo récord para conseguir que la estancia en nuestros establecimientos hoteleros, extrahoteleros o rurales sean absolutamente seguros. De hecho, no se ha detectado ni un solo brote en un establecimiento en Fuerteventura ni tampoco en el sector de la restauración. Somos afortunados, además, literalmente», asegura De León, quien mira al verano con cierto optimismo, ya que «todavía existe mucha incertidumbre sobre el mercado internacional, sobre todo el inglés, el segundo en importancia para Fuerteventura, pero estamos muy centrados en remontar esta pandemia con la llegada de turistas nacionales y regionales. El mercado alemán está respondiendo muy bien y también el francés. El italiano y el polaco están cobrando mucha fuerza, por lo que esperamos que a finales de julio el 80% de la planta hotelera esté abierta y muchas familias recuperen su trabajo», avanza.