Volver a viajar a Estados Unidos

EE.UU ha anunciado que levantará las restricciones de viaje permitiendo desde el 8 de noviembre la entrada de turistas españoles y de otros países.

Los Ángeles
Los ÁngelesFotografía Dreamstime

Viajar a Estados Unidos pocas veces defrauda y es posible ir más allá de las típicas ciudades de Nueva York o Whashington. Por ejemplo, Los Ángeles bien merece una visita por varios motivos, entre los que destacan su clima templado y agradable todo el año —similar al del Mediterráneo— y la diversidad de su oferta: desde el espectacular barrio de Hollywood y sus icónicas letras hasta el ambiente bohemio de Venice Beach, pasando por el interesante Observatorio Griffith, las anchas y tan reconocidas avenidas de Beverly Hills y las paradisiacas playas de Santa Mónica. Todo ello, y otras muchas sorpresas que guarda la ciudad de Los Ángeles, hace que viajar a ella sea una auténtica aventura, tan solo hay que dejarse llevar por el ritmo de esta vibrante metrópoli.

Hollywood, uno de los distritos más famosos de Los Ángeles

Indispensable para vivir la esencia de Los Ángeles es acercarse a ciertas zonas de su inmenso territorio. Comenzaremos por la que, sin duda, se ha ganado el título de la más célebre: Hollywood.

Meca del cine mundial, Hollywood ofrece al visitante increíbles experiencias, como la de vivir en primera persona lo que siempre vio detrás de una pantalla o recorrer el Paseo de la Fama —Walk of Fame—, declarado Bien Cultural e Histórico y convertido en uno de los lugares con más simbolismo de todo Estados Unidos gracias a sus más de dos mil estrellas, reflejo de los logros en el cine, el teatro, la radio, la televisión y la música de las celebridades que han dejado allí su huella.

Hollywood, viaje a la fama
Hollywood, viaje a la fama FOTO: Fotografía Dreamstime

Hollywood cuenta, además, con lugares cuya visita es imprescindible, de los que podemos destacar el Teatro Chino Grauman, donde se realizan los estrenos de las películas de Hollywood, y el complejo de tiendas y entretenimiento Hollywood & Highland, centro referente por su privilegiado mirador en la cuarta planta — que ofrece una de las mejores panorámicas del cartel de Hollywood, letrero al que es ilegal acercarse— y por albergar el Dolby Theater, el edificio donde siempre tiene lugar la ceremonia de los Oscar y cuyo interior puede visitarse. No podemos olvidarnos, por supuesto, de Universal Studios, que se alza como un espacio que combina la visita a diferentes estudios de cine y televisión con disfrutar de variadas atracciones en su parque temático, adentrándonos en impresionantes espectáculos como WaterWorld, en el mundo de Jurassic Park o en la magia de Harry Potter, entre otros.

Por otro lado, en la ladera sur del Monte Lee, donde están las míticas letras de Hollywood, se encuentra el Observatorio Griffith, un complejo maravilloso que alberga un planetario, telescopios y diferentes exposiciones para descubrirnos el Universo de una forma muy especial, haciendo que tomemos conciencia de que el espacio exterior tiene mucho que enseñarnos. Igual de sorprendente son el Hollywood Bowl —un famoso anfiteatro— o el Barnsdall Art Park —un paraíso para los amantes del arte—, que, junto a otros lugares menos conocidos de Hollywood, hacen de este distrito estadounidense un lugar único y representativo de la atmósfera que envuelve a Los Ángeles.

Diversidad cultural, la identidad de los barrios más emblemáticos de Los Ángeles

En pleno centro de la metrópoli y convertido en el punto neurálgico de la ciudad de las estrellas, Downtown es donde se concentra el sector de los negocios y se caracteriza por sus imponentes rascacielos y por albergar edificios tan simbólicos como el ayuntamiento o la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles, ambas construcciones de estilo contemporáneo y de gran belleza arquitectónica. Otra razón para visitar el Downtown es recorrer Fashion District, un conjunto de calles repletas de tiendas donde reina el shopping, y, por supuesto, el Museo Moca, una visita imprescindible para los enamorados del arte al ser uno de los museos más importantes de Estados Unidos.

Escenario de numerosas series y películas, el lujoso barrio de Beverly Hills es conocido por sus grandes mansiones de lujo, las cuales conforman interesantes rutas en las que pueden admirarse sus bellas e impresionantes fachadas. Este barrio alberga, entre otras, la famosísima calle comercial Rodeo Drive y, a veinte minutos en coche, se puede conocer uno de los estudios de cine más importantes del mundo: la Warner Bros.

Otra parada imprescindible para todo aquel que visite Los Ángeles es Santa Mónica, conocida por sus idílicas playas, su muelle de madera, capaz de recrear un ambiente bucólico, y el parque de atracciones Pacific Park; todo ello, junto a su espectacular paseo marítimo, el Ocean Drive, hace de Santa Mónica un pintoresco y atractivo lugar en el que perderse. Además, y como curiosidad, el muelle es la parada final de la mítica Ruta 66.

El emblemático muelle de madera de Santa Mónica
El emblemático muelle de madera de Santa Mónica FOTO: Fotografía Dreamstime

Por el contrario, si buscas rodearte de una atmósfera excéntrica, la mejor parada es Venice Beach, que ha sido durante mucho tiempo el epicentro bohemio de California. Aún hoy sigue conservando ese espíritu tan especial y cosmopolita.

En Los Ángeles también hay sitio para los amantes de la cultura asiática. Por una parte, el Little Tokyo; allí, lugares como el jardín japonés James Irvine, el templo budista Koyasan —declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO— y el Museo Japonés Americano recogen la memoria de los 130 años de historia japonesa en Estados Unidos. Por otra parte, y en el centro de la ciudad, se ubica China Town, cuya plaza central está rodeada por calles con el mismo estilo de Pekín, lo que hace que te sientas en otro país totalmente diferente. Aquí se encuentran, también, Olvera Street, la calle más antigua de la ciudad y donde se construyeron los primeros edificios de Los Ángeles, el templo Thien Hau y el Museo Chino Americano.

Lugares que no puedes dejar de visitar

Otros sitios de interés en Los Ángeles son la zona de Santee Alley, conocida popularmente como Los Callejones y en la que se encuentran las mejores tiendas para comprar ropa barata; museos como el Museo Lacma o el Museo Getty Center; y el maravilloso parque The Huntington, que cuenta con algunos de los jardines botánicos más impresionantes del mundo. Aun dentro del condado de Los Ángeles, y a tan solo una hora en ferri por mar o quince minutos en helicóptero, nos encontramos una isla de palmeras exuberantes y playas de arena blanca: Catalina Island, que se presenta como la opción ideal para una escapada del bullicio urbano.

Catalina Island es conocida por ofrecer muchas de las atracciones deseables por los viajeros: alojamientos agradables, gastronomía de ensueño, gran cantidad de deportes acuáticos y terrestres, una flora y fauna fascinante —algunos de los animales más sorprendentes son los búfalos— y, por añadido, un casino y un museo. Sin embargo, su gran valor para unas vacaciones inolvidables son sus cañones remotos, cimas azotadas por el viento, cuevas y playas recónditas. El interior inmaculado —el 88% de la isla que no ha sido explotado— conforma una pequeña zona silvestre a la que se puede acceder solo mediante un permiso, que tiene que proporcionarte Catalina Island Conservancy para adentrarte, de esa forma, en la salvaje y bella naturaleza de esta isla.

Recorrer Los Ángeles supone, recopilando todo lo descrito, emprender una aventura, descubriendo su maravillosa riqueza cultural y disfrutando de las inolvidables experiencias que solo un destino de viaje con tantos atractivos puede ofrecerte.