Tras las huellas del Patrimonio Mundial de la Unesco en Madrid

La Comunidad de Madrid, por su diversa oferta patrimonial y cultural, ofrece al viajero una experiencia completa

Vista del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial
Vista del Real Monasterio de San Lorenzo de El EscorialFotografía Istock

Las bondades patrimoniales de la Comunidad de Madrid no dejan lugar a dudas. Prueba de ello es el «Paisaje de la Luz», integrado por el Paseo del Prado y el Retiro, incluido en la lista oficial de Patrimonio Mundial de la Unesco desde el 25 de julio de este año. Y redescubrir este espacio, ahora con la excusa de este nuevo título es todo un placer, pues engloba desde espacios verdes como los jardines de El Buen Retiro o el Real Jardín Botánico hasta instituciones públicas como el Real Observatorio Astronómico, el Congreso de los Diputados, el Banco de España, el Instituto Cervantes o la Real Academia Española. También en este paseo se encuentran tres de los museos más importantes del mundo —el Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza—, formando un triángulo mágico denominado «Paseo del Arte» y que es, por el valor de sus colecciones y lo emblemático de sus edificios, una cita ineludible si se está en la capital.

Nos detenemos en el Parque de El Retiro, uno de los espacios más simbólicos de Madrid, pues alberga preciosos jardines, esculturas y fuentes con un diseño tan imponente como la del Ángel Caído o la de los Galápagos, una noria de agua —restaurada y puesta en marcha ya— y otras instalaciones tan especiales como el Teatro de Títeres, la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías y el singular y espectacular Palacio de Cristal.

Nuestra próxima parada se encuentra al lado del ya mencionado Parque de El Retiro, el Real Jardín Botánico. Aunque sus orígenes se sitúan en 1755 cuando Fernando VI lo instaló en la Huerta de Migas Calientes, a orillas del río Manzanares, fue Carlos III, en 1774, quien lo trasladaría al actual emplazamiento del Paseo del Prado, y cuya construcción estaría a cargo de los arquitectos Sabatini y Juan de Villanueva. A este último le debemos, también, el Real Observatorio Astronómico, el cual ha sido rehabilitado recientemente para invitar a descubrir una de las joyas más desconocidas del Parque de El Retiro, y que cuenta con interesantes colecciones de objetos vinculados a la astronomía.

A todo lo mencionado, tendríamos que sumar monumentos tan conocidos como las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno o la Puerta de Alcalá, configurando, en su conjunto, un espacio único en el mundo que impresiona a quien se detiene a contemplarlo detenidamente.

Alcalá de Henares, Aranjuez, El Escorial y El Hayedo de Montejo forman parte de la ruta
Los jardines de Aranjuez lucen espléndidos en pleno otoño
Los jardines de Aranjuez lucen espléndidos en pleno otoño FOTO: Fotografía Adrián Redondo

Pero no solo el corazón de la capital presume de lugares Patrimonio Mundial de la Unesco, pues en la Comunidad de Madrid resulta una delicia descubrir Alcalá de Henares, Aranjuez y El Escorial mediante atractivos itinerarios a pie o en bicicleta. La primera de ellas, Alcalá de Henares —conocida como la ciudad de Cervantes y con la Universidad como uno de sus edificios más reconocidos—, fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1998 y es el lugar ideal para pasear, recorriendo unas calles flanqueadas por museos, monumentos y magníficos restaurantes que permiten saborear la exquisita gastronomía madrileña.

Aranjuez, por otro lado, destaca por ser uno de los Reales Sitios de la Corona de España y por su famoso palacio, mandado construir por Felipe V y proyectado en 1717 por el arquitecto Pedro Caro Idrogo, quien se encargó de dar vida a esta majestuosa edificación y a los idílicos jardines, considerados los más bellos de su época. De la misma belleza podríamos considerar el tercero de los enclaves mencionados: el Monasterio y Real Sitio San Lorenzo de El Escorial, que, enclavado en plena Sierra de Guadarrama, cuenta con significativas instalaciones como el Panteón Real, el Real Coliseo de Carlos III y, por supuesto, los Jardines Históricos.

Este apasionante viaje por el Patrimonio Mundial de la Unesco puede acabar en uno de los bosques más singulares de la región, el Hayedo de Montejo, incluido en la citada lista de Patrimonio Mundial en 2017. Es el paraje perfecto, gracias a sus visitas guiadas gratuitas, para disfrutar de un espacio natural único que rebosa belleza en pleno otoño y que se une a la oferta turística, tan atractiva como diversa, de la Comunidad de Madrid.

Un artículo no es suficiente para describir toda la riqueza artística y cultural con la que la Comunidad de Madrid ha llegado a ser un destino preferente para millones de viajeros, pero sí para acercarnos a los cinco lugares que, por mérito propio, se han ganado un puesto en la lista oficial de la UNESCO.

Más información en la página web: www.turismomadrid.es