Vita Vinum, un gran homenaje gastronómico en la sierra de Huelva

Este coqueto restaurante propone una cocina española sencilla pero de máxima calidad aderezada de buenos vinos

Terraza de Vita Vinum, en Aracena, Huelva
Terraza de Vita Vinum, en Aracena, Huelva

Cuando viajamos, el destino no tiene por qué ser únicamente una playa, un monumento histórico o un museo. El destino también puede ser, en otras ocasiones, una mesa en la que sentarse a disfrutar de una velada única a base de auténticos manjares de la tierra.

Puestos a cumplir con esa tarea, Andalucía suele ser un buen plan, más aún cuando nos decantamos por comarcas en las que la gastronomía forma parte del ADN. Buen ejemplo de ello es la sierra de Aracena, en la provincia de Huelva, donde nos topamos con un restaurante de lo más coqueto y atractivo en el que se come de lujo. Se trata de Vita Vinum, un local que abrió sus puertas en el municipio de Aracena en mayo de 2019 y que nació de las ganas de crear memorias a través de la experiencia gastronómica y maridaje de la sierra con un toque personalizado a base de una estupenda comida española.

La despensa de Vita Vinum está repleta de productos autóctonos y de materia prima de máxima calidad, lo que hace más sencillo que la fusión de la buena gastronomía aderezada de cariño resulte perfecta.

De su menú merece la pena decantarse por recetas tan suculentas como la ensalada de pimientos asados con burrata y vinagreta de miel y mostaza; el gratinado de pastel de berenjenas relleno de ibérico; las carrilleras de ibérico al Pedro Ximénez o el guiso de albóndigas de ibérico al Sherry cream.

Con una decoración sencilla, pero muy acogedora, todas las salas del local están perfectamente climatizadas, lo que invita al viajero a disfrutar de la velada en un merecido oasis de tranquilidad. Y al caer el sol, merece la pena sentarse en su terraza, ya que se trata de uno de los espacios más icónicos del restaurante, pues ha sido escenario para diferentes puestas musicales apoyando a diferentes artistas de la zona, sin olvidar que en verano se convierte en el lugar ideal para alargar las noches.

Y para los amantes del buen vino, aquí también hay una larga oferta, aunque se recomienda en el momento la opción que mejor se adapte a cada comida, que puede ser desde un blanco del condado Huelva hasta un corpulento vino D.O. Toro. Por eso, lo mejor siempre es dejarse aconsejar. El acierto será seguro y las ganas de volver quedarán grabadas en la memoria.