• 1

Esa foto típica de turista...

  • Coches de turistas en Lombard Street.
    Coches de turistas en Lombard Street. / Marino Holgado
  • Turistas contemplan el amanecer en Machu Picchu.
    Turistas contemplan el amanecer en Machu Picchu. / Marino Holgado

Tiempo de lectura 4 min.

22 de julio de 2014. 16:51h

Comentada
Marino Holgado.  29/7/2014

¿Qué ocurre con las fotos de turistas en algunos de los lugares más emblemáticos del planeta? Cuando el pasado 24 de noviembre Liam, australiano, de 18 años, y Matthew, neozelandés, de 30, comenzaban a recorrer la ciudadela de Machu Picchu, en Perú, probablemente no pensaban que terminarían la visita estampando su firma y sus huellas dactilares al pie de un acta de intervención policial. Aceptaban que el administrador de Machu Picchu borrara una de las fotos de la tarjeta de su cámara, aquella en la que aparecían desnudos junto a las sagradas ruinas incas. El acta, escrita a mano, se envió a la fiscal de Machu Picchu para su conocimiento.

Doce turistas han sido detenidos en Machu Picchu en los dos meses y medio que llevamos de 2014 por hacerse fotos desnudos. Una moda que comenzó a finales del pasado año y que puede convertirse en un nuevo fenómeno viral. "La economía de la atención", lo ha llamado un periodista peruano, o cómo intentar salir del anonimato en Internet, cómo lograr que entre los miles de millones de fotos que se suben cada año a la red sea la mía la que todos miren. En Machu Picchu ya hay carteles que advierten de la prohibición de realizar actos obscenos o irrespetuosos: quienes lo hagan serán expulsados del recinto, borradas sus fotografías y comunicado el hecho a su embajada.

Pocas personas que visiten Pisa, en Italia, se resisten a hacerse la foto en la que, gracias a la perspectiva, parece que sostienes con un dedo la torre inclinada para que no caiga o en la que, desde el otro lado, parece que la empujas. Hay momentos en que la Piazza del Duomo de la ciudad toscana es una sucesión de turistas en posturas absurdas manteniendo el equilibrio para esa foto "graciosa" que enseñarán a sus familiares. Esas mismas personas cuando viajen a Agra, en India, y visiten el Taj Mahal, no podrán evitar retratarse desde el jardín delantero aparentando que sostienen el monumento con sus dedos, agarrándolo por el pináculo superior.

Existe también la versión video de estas costumbres que "ningún turista puede dejar de hacer". San Francisco, en Estados Unidos, es una ciudad apasionante: sus tranvías, sus calles en cuesta, su Chinatown, su calle hippy, el barrio latino, el distrito gay, el Golden Gate... y la calle Lombard.

Lombard Street es conocida como la calle más sinuosa del mundo. Su tramo más próximo a lo alto de la colina era excesivamente empinado para los primeros coches. Por eso, hace casi un siglo se remodeló y su calzada son ahora ocho cerradas curvas separadas por jardines. Bajarla es una cita ineludible para buen número de turistas, que graban en video, desde el interior de los automóviles, un recorrido obligadamente ralentizado por los coches que te preceden y los que te siguen, muy probablemente todos de turistas. Un parque de atracciones en plena ciudad.

Siempre me ha llamado la atención la propensión de los jóvenes turistas japoneses o surcoreanos a hacerse fotos saltando. Saltando delante del Taj Mahal, saltando delante del skyline de Manhattan, saltando delante de los templos de Angkor, saltando delante del Parlamento británico... Reconozco que nunca me he atrevido a preguntarles por qué lo hacen. Quizá sea una moda, como lo de fotografiarse desnudo en el Machu Picchu. Pero no está de más recordar que original es sólo quién hace algo por primera vez. El resto...

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs