La colección de arte español oculta en un hospital de Brujas

El arte siempre estuvo presente en los callejones y los intercambios culturales brillaban por su abundacia

  • Este establecimiento cuenta con más de ocho siglos de historia | Carlos R. Zapata
    Este establecimiento cuenta con más de ocho siglos de historia | Carlos R. Zapata
Brujas .

Tiempo de lectura 4 min.

26 de septiembre de 2019. 11:25h

Comentada
Carlos R. Zapata .  Brujas . 23/9/2019

ETIQUETAS

El viajero que sosegadamente recorre Brujas, disfrutará de una ciudad que se le antoja romántica. Surcada por canales y puentes, gozará de las exquisitas fachadas cinceladas con mimo, de unas torres tan altas que parecen alcanzar el cielo, de unos barrios de casas gremiales y de unos palacios que le trasladarán a tiempos en los que la cultura y el comercio se daban la mano.

Brujas

Su historia se remonta hasta los vikingos, quienes la fundaron en el siglo IX. Con el paso del tiempo llegó a ser uno de los puertos principales de la Liga Hanseática, donde arribaban todos los días cientos de naves, haciendo de ella una gran urbe tanto a nivel comercial como financiero y cultural. Todo ello hizo que Brujas viviera, durante los siglos XIV y XV, su propia Edad de Oro. Fue precisamente en la casa “Ter Beurse”, construida en 1276, donde se hacían los negocios y donde se cambiaban monedas. Pues bien, muy cerca de ella, en la plaza de Van Eyck, se encuentra la calle de Spanjaardstraat, también conocida como “de los Españoles”, que a su vez desemboca en la calle Spaanse Loskaai, o “muelle de los Españoles”, dos ejemplos de la gran actividad comercial que hubo entre estos dos territorios.

Sin embargo, no fue la única simbiosis que hubo entre ellos. El arte siempre estuvo presente en los callejones y los intercambios culturales brillaban por su abundacia. Para conocerlos mejor, la ciudad belga ofrece diversos escenarios. Su buque insignia es el Groeningemuseum, que alberga obras como la radiante “Virgen del canónigo Van der Paele”, de Van Eyck; o el “Tríptico Moreel”, de Memling. El cercano Museo Memling, ubicado en el antiguo hospital de San Juan, muestra varias obras maestras del pintor. Sin embargo, si por algo se caracteriza esta pinacoteca es por acoger una de las colecciones de arte español más singulares: “Murillo, De Mena y Zurbarán. Maestros del Barroco español”. La muestra, que estará abierta al público hasta el 6 de octubre, resulta una oportunidad única de disfrutar de una selección de 20 piezas religiosas que hacen especial hincapié en un aspecto poco conocido del siglo de Oro español: el hiperrealismo alcanzado por el genio de algunos artistas y talleres de la época, que llegaron a emplear materiales como el marfil o el cristal en sus obras para dotarlas de un realismo extraordinario. Además, destaca la presentación de seis esculturas de Pedro de Mena, el más destacado escultor del Barroco español.

Brujas

Este establecimiento cuenta con más de ocho siglos de historia de monjas y hermanos cuidando a pobres, peregrinos, viajeros y enfermos. Sus salas medievales y la capilla albergan una impresionante colección de documentos de archivo, instrumentos médicos... Como ocurre con ellos, recorrer la ciudad desde una perspectiva cultural es una experiencia única.

En el siglo XIV, Felipe el Atrevido, Duque de Borgoña, contrajo matrimonio con Margarita de Flandes, lo que supuso la incorporación de la región al reinado borgoñón. De este modo, Brujas se convirtió en un imán para familias nobiliarias, comerciantes y artistas, que hicieron que la herencia borgoñona fuera una de las más fructíferas de su historia.

En la Iglesia de Nuestra Señora, con su imponente torre de ladrillo de 122 metros de altura, se encuentra entre sus tesoros, la figura de la “Virgen con el Niño”, de Miguel Ángel. Otra de las joyas está en el coro: el fantástico mausoleo de Carlos el Temerario, mandado hacer por su tataranieto el rey Felipe II de España, así como el de su hija María de Borgoña.

Tras casi cinco años cerrado, el museo-palacio de Gruthusemuseum ha abierto sus puertas para que el visitante conozca la rica historia de la ciudad. El noble Louis de Gruuthuse poseía un monopolio comercial gracias al “gruut”, uno de los ingredientes para la elaboración de cerveza, previo a la utilización del lúpulo. Louis también fue mecenas de Jan Van Eyck, que compaginó la pintura con ser ayudante de cámara de los duques de Borgoña. Junto a él, pintores como Rogier van der Weyden, El Bosco, Gerard David, y Pieter Brueghel el Viejo conformaron una pléyade de los primitivos flamencos que asombraron al mundo, ejerciendo una fuerte influencia en el curso del arte europeo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs