Más personalización y mayor experiencia marcan los viajes de 2016

La tecnología y los detalles al cliente definen las tendencias para el próximo año, según un estudio de Booking

  • Los destinos más recomendados para viajar durante 2016 son, por este orden, Botswana, Japón, Estados Unidos, Palau, Letonia, Australia, Polonia, Uruguay, Groenlandia y Fiji, según la editorial Lonely Planet
    Los destinos más recomendados para viajar durante 2016 son, por este orden, Botswana, Japón, Estados Unidos, Palau, Letonia, Australia, Polonia, Uruguay, Groenlandia y Fiji, según la editorial Lonely Planet
  • Más personalización y mayor experiencia marcan los viajes de 2016
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

17 de noviembre de 2015. 14:24h

Comentada
Madrid. 17/11/2015

Ahora que el empuje económico comienza a ser una realidad, viajar se convierte en una tarea obligada para el próximo año. Pero, ¿cómo viajaremos en 2016? Según un informe elaborado por Booking.com al que ha tenido acceso en exclusiva LA RAZÓN, las ocho tendencias turísticas pasan por la personalización; el cambio de percepción de las largas distancias; la posibilidad de probar los destinos antes de llegar; la experimentación de rutas atrevidas; usar menos equipaje; vivir experiencias más auténticas; viajes de negocios revolucionarios y reducir el impacto medioambiental.

La gran tendencia del próximo año es la personalización, que terminará de aterrizar en la industria de los viajes como antes nunca lo había hecho. Este poder de personalización estará disponible con unos simples clicks y pasaremos de ser meros espectadores del entorno a contribuir activamente a personalizar las experiencias con detalles como las almohadas o las sábanas que más nos gustan hasta los menús del servicio de habitaciones, la luz o la música del alojamiento escogido. La segunda gran preferencia que marcará un antes y un después es la posibilidad de probar antes de viajar, ya que los avances de la tecnología hacen posible que podamos empezar a vivir las experiencias de viaje incluso antes de la llegada al destino. Para una generación acostumbrada a utilizar Google Street View e Instagram, y a confiar plenamente en las opiniones de otros huéspedes, la transparencia total es ahora esencial. «Debemos prepararnos para ver a compañías de viaje y alojamientos, desde hoteles a villas vacacionales, desarrollando ricos contenidos de realidad virtual, diseñados para ofrecer todo el sabor del destino incluso antes de visitarlo. Como respuesta, veremos viajeros jugando con esta tecnología y compartiendo sus experiencias gracias a compañías como Google. No cabe duda de que la nueva era de las recomendaciones será así», aseguran desde Booking.

Y muy ligada a esta transparencia que ofrece la tecnología, según este informe, el año que viene los viajeros serán más atrevidos, más curiosos y con menor aprensión al riesgo. Cualquier información al alcance de la mano, la tecnología GPS y las aplicaciones que guían nuestros pasos nos proporcionarán más confianza y sobre todo más oportunidades. Pequeños pueblos y escondidos paisajes serán accesibles de manera más cómoda, segura y fácil.

Españoles más viajeros

De estas tendencias marcadas a nivel mundial no se libran los españoles, ya que, tal y como explica Toni Raurich, director de Alianzas Estratégicas de Booking.com para Europa y el Mediterráneo, «las preferencias de consumo de viaje de los españoles están cambiando hacia destinos más selectivos. Por ejemplo, encontramos que cada vez más a los turistas españoles les apetece visitar pequeños pueblos remotos en Asturias o en La Mancha, que gracias a las tecnologías van siendo más conocidos y accesibles. Hay una serie de herramientas que están impulsando la promoción de destinos alternativos y menos populares, con respecto a lo que se observaba en años anteriores. Hablamos de una mayor democratización en la elección de nuevos destinos turísticos, de forma que no son las grandes compañías de viaje las que llevan a los turistas a escoger tal o cual destino».

Cada año el número de viajeros españoles va en aumento. Según datos de la encuesta de movimientos turísticos de residentes en España (Familitur), en 2014 aumentaron un 4,8 por ciento los viajes de los españoles al extranjero. De hecho, «en Navidades de 2014, el 13 por ciento de los españoles que viajó, eligió otros países. Según los datos de reserva de Booking.com, Francia, Estados Unidos y Alemania fueron los países más visitados por los españoles en las pasadas vacaciones navideñas. Desde la compañía también observamos que los españoles ahora tienen más ganas de viajar en largas distancias, descubriendo destinos diferentes y buscando otro tipo de experiencias», explica Raurich.

España, como tercer país más visitado del mundo, debe afrontar 2016 con el objetivo de consolidar su posición de liderazgo en el sector turístico. Y para ello será necesario saber adaptarse a las nuevas tendencias que marcan los viajeros, ya que los cerca de 70 millones de turistas internacionales que nos visitan buscan experiencias únicas. «Hablamos por ejemplo de turismo gastronómico, cultural, deportivo, de modo que los viajeros buscan en Booking.com sugerencias sobre a qué restaurantes ir o qué oferta de ocio pueden encontrar en un destino», afirma Raurich, quien detalla, por ejemplo, «que observamos un aumento en la búsqueda de alojamiento que cuentan con políticas amigables con las mascotas. Muchos turistas quieren irse de viaje con sus mascotas, sin encontrarse con problemas en un alojamiento. Bastante más generalizadas son las búsquedas de alojamientos más familiares, donde los servicios pensados en la atención a niños son claves. En definitiva, distintas formas de viajar están creciendo, más allá del clásico sol y playa, que no deja de ser un valor seguro para los destinos españoles».

Los destinos más recomendados

Según la editorial Lonely Planet, los destinos más recomendados para viajar durante 2016 son, por este orden, Botswana, Japón, Estados Unidos, Palau, Letonia, Australia, Polonia, Uruguay, Groenlandia y Fiji. No son necesariamente destinos de moda ni los que reciben más turistas, sino esos lugares que están despegando o a punto de despegar por algún motivo, a los que merece la pena ir antes de que los descubra el turismo de masas. Por ello, la lista «Best in Travel» de este año de Lonely Planet incluye destinos emergentes, otros que celebran algún tipo de aniversario o aquellos que reclaman por sus méritos la atención del viajero, motivos más que suficientes para ponerlos en la lista de los «obligados» para el próximo año. Por otro lado, las tres mejores ciudades para viajar en 2016 son Transilvania (Rumanía), oeste de Islandia y Valle de Viñales (Cuba).

Últimas noticias