The Azure Window, arco natural destruido por tempestad. Malta.

The Azure Window durante millones de años acariciada por el Mediterráneo... Mar no entiende la dejadez del ser humano y reclamando lo que es suyo, ha devuelto su amada roca a la profundidad del fondo marino.

  • Rozada por el Mar y mecida por el viento...
    Rozada por el Mar y mecida por el viento...
  • La acción del ser humano es temida por la naturaleza...
    La acción del ser humano es temida por la naturaleza...
  • Densa espuma se fue formando...
    Densa espuma se fue formando...
  • Puerta, arco, fuerza de la naturaleza...
    Puerta, arco, fuerza de la naturaleza...
  • Mar se comprometió a esculpir en Roca...
    Mar se comprometió a esculpir en Roca...

Tiempo de lectura 8 min.

30 de marzo de 2017. 19:59h

Comentada
Maica Rivera 30/3/2017

https://maicarivera.com


The Azure Window durante millones de años acariciada por el Mediterráneo... Mar no entiende la dejadez del ser humano y reclamando lo que es suyo, ha devuelto su amada roca a la profundidad del fondo marino.

Sirena.

Arco natural se define como una formación geológica en la que se modela por acción de la naturaleza “ventana” o “puerta” en roca natural. La mayoría de ellos se forman junto a los acantilados en los que la parte superior es más resistente a la erosión que la inferior. Los estratos -capas en las que se disponen las rocas- propician que los agentes erosivos vayan creando una fina pared que con el tiempo dará lugar a un Arco.

Erosión precisa movimiento...agua, hielo, viento; vida. Piedra que se desprende lentamente para que nadie la eche de menos, rozada por el mar y mecida por el viento, la roca en expresión de la naturaleza se va convirtiendo.

El archipiélago de Malta, costas, acantilados, bahías ...historia y leyendas que no alcanzan a explicar la inmensa belleza de sus islas, veintiséis Arcos repartidos por un país en el que Agua y Viento crean esculturas que son “puerta” y “ventana” a través de las cuales Tierra habla, Agua fluye y Viento es hoy un lamento, pues echa en falta el mayor Arco de las islas, icono de sus paisajes, testigo insobornable del tiempo, de guerras, batallas...Gozo, a veces desprotegida, en la que la naturaleza decidió abrir hermosa ventana para compensar ofensivas pérdidas. The Azure Window, referente mundial de capricho arquitectónico de la naturaleza, ha desaparecido.

Disgregación de Roca, Piedra caliza, Pedrusco de más de 3.000 millones de años, Arco que dicen tardó más de 500 años en erosionar hasta ser admirado. Veintiocho metros de altura...Contemplar el brillo azul del Mar a través de su estructura, era experiencia única en el mundo, expresión de arte de una naturaleza que se sintió ofendida, pues su petición de ayuda no fue atendida ... La acción del ser humano es por la naturaleza, la erosión más temida.

En el año 2012, una gran losa de piedra en el borde exterior de la cavidad se derrumbó, lo que aumentó aún más el tamaño de la ventana. La transformación del paisaje se produjo tanto en el exterior perfilando “la ventana” –haciendo aún más potente el efecto de una luz que deslumbraba en azul tan intenso que competía con el cielo-, como en la profundidad del Mar, ya que la gran losa quedó sumergida formando eternamente parte del paisaje marino.

Unos meses más tarde, ya en 2013, un informe geológico y geotécnico advirtió que los desprendimientos continuarían y, aunque se determinó que el arco era relativamente estable, podría ser peligroso, las caídas adicionales de roca y fisuras hicieron que los pescadores evitaran bogar cerca del arco con sus barcos, señales de advertencia intentaron desanimar a la gente a caminar por la parte superior, así como a la peligrosa costumbre de saltar al Mar desde la imponente altura de Azure Window.

Los desprendimientos provocados por fuertes oleajes dejaban ver la fragilidad de la estructura, la erosión era inevitable, aunque se creía mantendría en pie diez décadas más...quizás el estudio no incluyó la acción erosiva del hombre.

“...observé enorme y estruendosa ola bajo la ventana, densa espuma se fue formando, un ensordecedor quejido no sé si de roca, de agua o de cielo, quebró el silencio... al disiparse la furia de una ola cansada, agotada y arrepentida de obedecer la orden marina, una punzada de angustia me atravesó sin palabras, el Mar había arrebatado a la Tierra el más bello Arco de la isla; the Azure Window ya no existía”.

El derrumbamiento ha conmocionado al mundo, el arco se ha desintegrado y con él una de las más hermosas imágenes del mundo, irrecuperable; nunca existirá ninguna que se le asemeje. Jamás ni aunque pasen otros quinientos años, se formará una ventana similar.

Nunca se podrá caminar por ese acantilado irregular y resbaladizo cuya piedra advierte no continuar por su peligrosidad, la marejada levanta enormes olas indignada por pisadas sobre la roca que se desprende...

Acercarse por la orilla hacia la base endeble, dolida de siglos desprotegida, golpeada, amada, acariciada por todos los elementos..cientos de fósiles de organismos pretéritos incrustados en las rocas, sonido inolvidable de olas que rompen contra Azure Window, acantilado que nace y se posa sobre fondo marino...,olor a mar tan intenso que la respiración altera, luz única del Mediterráneo sobre imagen que identifica una isla, un país, un continente...,un planeta.

Brillo azul que hiere pupilas y el alma despierta, azul Cielo, azul Tierra, azul que deslumbra e identifica una historia, una leyenda...era ventana, puerta, arco, fuerza de la naturaleza.

Suspiro, pues los suspiros son aire que sobra cuando hay una ausencia...y esos suspiros son viajeros que a otros encuentran; Sirena, desolada junto a los restos que ahora el agua entierra. Ella pregunta a Mar la razón de tan enorme tormenta, no entiende que Mar sufrió el impulso de tener paz, no pudo soportar más que Sol contemplara la acción devastadora del hombre, optó por enterrar Roca tan especial en la seguridad de su profundidad. En aquella orilla Sirena comenzó a narrar;

En el principio de los tiempos, todo era oscuridad, Sol no tenía motivo por el que a la Tierra iluminar, Sol vagaba aún sin enamorar. Hace 4.500 millones de años se produjo un enorme impacto, y del mismo planeta, pues fue trozo desprendido de la masa de Tierra, nació Luna...alteró órbita terrestre, creó estaciones, reguló clima... y enamoró a Sol, que jamás contempló astro tan hermoso y con tanta fuerza, Luna fue hechicera desde que Cielo habitó.

Sol se acercó a Tierra, noche tras noche a Luna observaba en su soledad, en planeta aún vacío, aún sin habitar. No se sabe cómo, pero Sol sin Luna ya no podía iluminar, se tentaron y ya no se pudieron olvidar.

Solo el Mar en aquellos tiempos fue testigo de tanta tristeza e intensidad, pues Luna y Sol comprendieron que no se podrían amar, ella era trozo de Tierra a la que eternamente tendría que iluminar. Sol le prometió junto a ella siempre estar, compromiso infinito de cuidarla, aunque cada noche tuviera que morir para que Luna pudiera respirar...

El Mar, desolado por no poder ayudar, se comprometió a esculpir en Tierra arte natural para que nadie olvidara que se puede morir por amar.

Luna y Sol provocan mareas, olas que acarician rocas, retan a Viento, mueven Hielo y erosionan Roca, con paciencia infinita van creando Arcos interminables, obras tan sublimes que recuerdan que hace millones de años, aún antes de que la vida existiera, el Amor habitaba en la Tierra.

Arcos naturales dispersos por nuestro planeta, legado de la naturaleza al ser humano, naturaleza que ama, siente y muere...naturaleza que advierte y recuerda que la Tierra está herida de muerte. No se creó el Universo para que en nuestra ignorancia fomentemos guerras, enfermedad, hambre, no fuimos creados para destruir... Hubo un instante, “la singularidad”, justo un segundo previo a la creación del Universo en el que algo tuvo que ir mal.

Tan solo días antes de que Azure Window desapareciera contemplé su inmensidad, reflexioné -vídeo youtube- sobre las palabras del Mar “que nadie olvide que se puede morir por amar”. Palabras tan solemnes son Musa que inspira, Agua, Viento, Aire... Cuanto se enriquecería el ser humano si la naturaleza se parara a escuchar.

El azul del agua a través de esta ventana ya no se podrá admirar, ahora muestra tono oscuro, es la tristeza de la Roca en el fondo del Mar, allí en la oscuridad tan solo pide calma y tranquilidad.

Un abrazo.

Maica Rivera.

Scott Hefti.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs